Alianza Masónica de la República Argentina

Encuentro Nacional Masónico de la Argentina

21 de Junio de 6020 v:.l:. – Mediodía en punto (18 hs, hora vulgar)

Invitación Especial

QQ:. HH:. TT:.

S/D

De nuestro mayor sentir fraternal.

Por la presente, los orientes firmantes y convocantes tienen el honor de invitarles a participar del Encuentro Nacional Masónico de la Argentina a realizarse el próximo 21 de junio de 6020 v:.l:. a mediodía en punto (18 hs hora vulgar de la Argentina) en el Templo Virtual abierto en sala de Zoom.

El Programa del Encuentro se detalla en Anexo I, y tiene como objetivo propiciar un espacio de hermanamiento masónico entre las potencias convocantes e invitar a la presentación de la Alianza Masónica de la República Argentina y a sumar adhesiones a todas las potencias esparcidas por el territorio nacional a la firma del Documento constitutivo.

Esperamos pueda asistir en representación de su Oriente, esperando su confirmación al cel: para hacerle llegar el link y contraseña del Templo Virtual.

Reciba Usted T:. A:. F:.  – S:. F:. U:.

Encuentro Nacional Masónico de la Argentina

21 de Junio de 6020 v:.l:. – Mediodía en punto (18 hs, hora vulgar)

Programa Propuesto:

  • 18 hs.: Ingreso de QQ:. HH:. a la Sala de Zoom.
  • 18.15 hs.: Apertura palabras representantes orientes convocantes GOMRUA, GONA GLRA.
  • 18.30 hs: Saludos de Representaciones Nacionales de otros Orientes.
  • 18.45 hs: Saludos Representaciones Internacionales.
  • 19.00 hs: Lectura Documento propuesto para Firmar
  • 19.03 hs: Lanzamiento Alianza Masónica de la República Argentina
  • 19.05 hs: Brindis 1 minuto GOMRUA, GONA y GLRA
  • 19.07 hs: Saludo a la Bandera y Cierre
Documento Constitutivo
Diploma Miembros Fundadores

Influencia masónica en la Reforma Universitaria

A:.L:.G;.D:.G:.A:.D:.U:.

E:.V:.D:. Buenos Aires, 15 de Junio de 1998, e:.v:.

V\M\ y QQ\ HH\

Americanismo en la Reforma Universitaria.

La integración latinoamericana es una de las labores de nuestra Venerable Logia Gran Reunión Americana.  Entiendo pertinente rendir homenaje con una plancha grabada la celebración del 87º Aniversario de la Reforma Universitaria indagando los contenidos americanistas y masónicos en el Manifiesto Liminar, redactado por Deodoro Roca a pedido de la Federación Universitaria de Córdoba el 21 de Junio de 1918.

Richard Da Silva

A:.M:.

La juventud argentina de Córdoba a los hombres libres de Sudamérica[1].

Manifiesto Liminar 1918

Hombres de una República libre, acabamos de romper la última cadena que, en pleno Siglo XX, nos ataba a la antigua dominación monárquica y monástica. Hemos resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tienen. Córdoba se redime. Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que quedan son las libertades que faltan. Creemos no equivocarnos, las resonancias del corazón nos lo advierten: estamos pisando sobre una revolución, estamos viviendo una hora americana.[2]

La rebeldía estalla ahora en Córdoba y es violenta porque aquí los tiranos se habían ensoberbecido y era necesario borrar para siempre el recuerdo de los contrarrevolucionarios de Mayo.[3] Las universidades han sido hasta aquí el refugio secular de los mediocres, la renta de los ignorantes, la hospitalización segura de los inválidos y -lo que es peor aún- el lugar en donde todas las formas de tiranizar y de insensibilizar hallaron la cátedra que las dictara. Las universidades han llegado a ser así fiel reflejo de estas sociedades decadentes, que se empeñan en ofrecer el triste espectáculo de una inmovilidad senil. Por eso es que la ciencia frente a estas casas mudas y cerradas, pasa silenciosa o entra mutilada y grotesca al servicio burocrático. Cuando en un rapto fugaz abre sus puertas a los altos espíritus es para arrepentirse luego y hacerles imposible la vida en su recinto. Por eso es que, dentro de semejante régimen, las fuerzas naturales llevan a mediocrizar la enseñanza, y el ensanchamiento vital de los organismos universitarios no es el fruto del desarrollo orgánico, sino el aliento de la periodicidad revolucionaria.

Nuestro régimen universitario -aun el más reciente- es anacrónico. Está fundado sobre una especie de derecho divino: el derecho divino del profesorado universitario. Se crea a sí mismo. En él nace y en él muere. Mantiene un alejamiento olímpico. La Federación Universitaria de Córdoba, se alza para luchar contra este régimen y entiende que en ello le va la vida. Reclama un gobierno estrictamente democrático y sostiene que el demos universitario, la soberanía, el derecho a darse el gobierno propio radica principalmente en los estudiantes. El concepto de autoridad que corresponde y acompaña a un director o a un maestro en un hogar de estudiantes universitarios no puede apoyarse en la fuerza de disciplinas extrañas a la sustancia misma de los estudios. La autoridad, en un hogar de estudiantes, no se ejercita mandando, sino sugiriendo y amando: enseñando.[4]

Si no existe una vinculación espiritual entre el que enseña y el que aprende, toda enseñanza es hostil y por consiguiente infecunda. Toda la educación es una larga obra de amor a los que aprenden. Fundar la garantía de una paz fecunda en el artículo conminatorio de un reglamento o de un estatuto es, en todo caso, amparar un régimen cuartelario, pero no una labor de ciencia. Mantener la actual relación de gobernantes a gobernados es agitar el fermento de futuros trastornos. Las almas de los jóvenes deben ser movidas por fuerzas espirituales. Los gastados resortes de la autoridad que emana de la fuerza no se avienen con lo que reclaman el sentimiento y el concepto moderno de las universidades. El chasquido del látigo sólo puede rubricar el silencio de los inconscientes o de los cobardes. La única actitud silenciosa que cabe en un instituto de ciencia es la del que escucha una verdad o la del que experimenta para crearla o comprobarla.[5]

Por eso queremos arrancar de raíz en el organismos universitario el arcaico y bárbaro concepto de autoridad que en estas casas de estudio es un baluarte de absurda tiranía y sólo sirve para proteger criminalmente la falsa dignidad y la falsa competencia. Ahora advertimos que la reciente reforma, sinceramente liberal, aportada a la Universidad de Córdoba por el Dr. José Nicolás Matienzo, sólo ha venido a probar que el mal era más afligente de lo que imaginábamos y que los antiguos privilegios disimulaban un estado de avanzada descomposición. La reforma Matienzo no ha inaugurado una democracia universitaria, ha sancionado el predominio de una casta de profesores. Los intereses creados en torno de los mediocres han encontrado en ella un inesperado apoyo. Se nos acusa ahora de insurrectos en nombre de un orden que no discutimos, pero que nada tiene que hacer con nosotros. Si ello es así, sin en nombre del orden se nos quiere seguir burlando y embruteciendo, proclamamos bien alto el derecho sagrado a la insurrección.[6] Entonces la única puerta que nos queda abierta a la esperanza es el destino heroico de la juventud. El sacrificio es nuestro mejor estímulo; la redención espiritual de las juventudes americanas nuestra única recompensa, pues sabemos que nuestras verdades lo son – y dolorosas – de todo el continente. ¿Qué en nuestro país una ley – se dice – la ley de Avellaneda se opone a nuestros anhelos? Pues a reformar la ley, que nuestra salud moral lo está exigiendo.[7]

La juventud vive siempre en trance de heroísmo. Es desinteresada, es pura. No ha tenido tiempo aún de contaminarse. no se equivoca nunca en la elección de sus propios maestros. Ante los jóvenes no se hace mérito adulando o comprando. Hay que dejar que ellos mismos elijan sus maestros y directores, seguros de que el acierto ha de coronar sus determinaciones. En adelante, sólo podrán ser maestros en la futura república universitaria, los verdaderos constructores de almas, los creadores de verdad, de belleza y de bien.

La juventud universitaria de Córdoba cree que ha llegado la hora de plantear este grave problema a la consideración del país y de sus hombres representativos.

Los sucesos acaecidos recientemente en la Universidad de Córdoba, con motivo de la elección rectoral, aclaran singularmente nuestra razón en la manera de apreciar el conflicto universitario. La Federación Universitaria de Córdoba cree que debe hacer conocer al país y a América[8] las circunstancias de orden moral y jurídico que invalidan el acto electoral verificado el 15 de junio. al confesar los ideales y principios que mueven a la juventud en esta hora única de su vida, quiere referir los aspectos locales del conflicto y levantar bien alta la llama que está quemando el viejo reducto de la opresión clerical. En la Universidad Nacional de Córdoba y en esta ciudad no se han presenciado desórdenes; se ha contemplado y se contempla el nacimiento de una verdadera revolución que ha de agrupar bien pronto bajo su bandera a todos los hombres libres del continente.[9] Referiremos los sucesos para que se vea cuánta razón nos asistía y cuánta vergüenza nos sacó a la cara la cobardía y la perfidia de los reaccionarios. Los actos de violencia, de los cuales nos responsabilizamos íntegramente, se cumplían como en el ejercicio de puras ideas. Volteamos lo que representaba un alzamiento anacrónico y lo hicimos para poder levantar siquiera el corazón sobre esas ruinas. Aquellos representan también la medida de nuestra indignación en presencia de la miseria moral, de la simulación y del engaño artero que pretendía filtrarse con las apariencias de la legalidad. El sentido moral estaba oscurecido en las clases dirigente por un fariseísmo tradicional y por una pavorosa indigencia de ideales.[10]

El espectáculo que ofrecía la Asamblea Universitaria era repugnante. Grupos amorales deseosos de captarse la buena voluntad del futuro rector exploraban los contornos en el primer escrutinio para inclinarse luego al bando que parecía asegurar el triunfo, sin recordar la adhesión públicamente empeñada, el compromiso de honor contraído por los intereses de la universidad. Otros – los más – en nombre del sentimiento religioso y bajo la advocación de la Compañía de Jesús, exhortaban a la traición y al pronunciamiento subalterno. (¡Curiosa religión que enseña a menospreciar el honor y  deprimir la personalidad!  ¡Religión para vencidos o para esclavos!) Se había obtenido una reforma liberal mediante el sacrificio heroico de una juventud. Se creía haber conquistado una garantía y de la garantía se apoderaban los únicos enemigos de la reforma. En la sombra los jesuitas habían preparado el triunfo de una profunda inmoralidad. Consentirla habría comportado otra traición. A la burla respondimos con la revolución. La mayoría expresaba la suma de la regresión, de la ignorancia y del vicio. Entonces dimos la única lección que cumplía y espantamos para siempre la amenaza del dominio clerical.[11]

La sanción moral es nuestra. El derecho también. Aquellos pudieron obtener la sanción jurídica, empotrarse en la ley. No se lo permitimos. Antes que la iniquidad fuera un acto jurídico irrevocable y completo, nos apoderamos del salón de actos y arrojamos a la canalla, sólo entonces amedrentada, a la vera de los claustros. Que esto es cierto, lo patentiza el hecho de haber, a continuación, sesionado en el propio salón de actos la Federación Universitaria y haber firmado mil estudiantes, sobre el mismo pupitre rectoral, la declaración de huelga indefinida.

En efecto, los estatutos reformados disponen que la elección de rector terminará en una sola sesión, proclamándose inmediatamente el resultado, previa lectura de cada una de las boletas y aprobación del acta respectiva. Afirmamos sin temor de ser rectificados, que las boletas no fueron leídas, que el acta no fue aprobada, que el rector no fue proclamado y que, por consiguiente, para la ley, aún no existe rector de esta universidad.

La juventud universitaria de Córdoba afirma que jamás hizo cuestión de nombres ni de empleos. Se levantó contra un régimen administrativo, contra un método docente, contra un concepto de autoridad. Las funciones públicas se ejercitaban en beneficio de determinadas camarillas. No se reformaban ni planes ni reglamentos por temor de que alguien en los cambios pudiera perder su empleo. La consigna de “hoy para ti, mañana para mí”, corría de boca en boca y asumía la preeminencia de estatuto universitario. Los métodos docentes estaban viciados de un estrecho dogmatismo, contribuyendo a mantener a la universidad apartada de la ciencia y de las disciplinas modernas. Las lecciones, encerradas en la repetición interminable de viejos textos, amparaban el espíritu de rutina y de sumisión. Los cuerpos universitarios, celosos guardianes de los dogmas, trataban de mantener en clausura a la juventud, creyendo que la conspiración del silencio puede ser ejercitada en contra de la ciencia. fue entonces cuando la oscura universidad mediterránea cerró sus puertas a Ferri, a Ferrero, a Palacios y a tantos otros, ante el temor de que fuera perturbada su plácida ignorancia. Hicimos entonces una santa revolución y el régimen cayó a nuestros golpes.[12]

Creímos honradamente que nuestro esfuerzo había creado algo nuevo, que por lo menos la elevación de nuestros ideales merecía algún respeto. Asombrado, contemplamos entonces cómo se coaligaban para arrebatar nuestra conquista los más crudos reaccionarios.

No podemos dejar librada a nuestra suerte a la tiranía de una secta religiosa, ni al juego de intereses egoístas. A ellos se nos quiere sacrificar. El que se titula rector de la Universidad de San Carlos ha dicho su primera palabra: “Prefiero antes de renunciar que quede el tendal de cadáveres de los estudiantes”. Palabras llenas de piedad y de amor, de respeto reverencioso a la disciplina; palabras dignas del jefe de una casa de altos estudios. No invoca ideales ni propósitos de acción cultural. Se siente custodiado por la fuerza y se alza soberbio y amenazador. ¡Armoniosa lección que acaba de dar a la juventud el primer ciudadano de una democracia universitaria! Recojamos la lección, compañeros de toda América; acaso tenga el sentido de un presagio glorioso, la virtud de un llamamiento a la lucha suprema por la libertad; ella nos muestra el verdadero carácter de la autoridad universitaria, tiránica y obcecada, que ve en cada petición un agravio y en cada pensamiento una semilla de rebelión.[13]

La juventud ya no pide. Exige que se le reconozca el derecho a exteriorizar ese pensamiento propio en los cuerpos universitarios por medio de sus representantes. Está cansada de soportar a los tiranos. Si ha sido capaz de realizar una revolución en las conciencias, no puede desconocérsele la capacidad de intervenir en el gobierno de su propia casa.

La juventud universitaria de Córdoba, por intermedio de su federación, saluda a los compañeros de la América toda, y les incita a colaborar en la obra de libertad que inicia.[14]

Córdoba, 21 de Junio de 1918

Federación Universitaria de Córdoba: Enrique F. Barros, Horacio Valdéz, Ismael C. Bordabehere, Presidentes; Gumersindo Sayago, Alfredo Castellanos, Luis M. Méndez, Jorge L. Bazante, Ceferino Garzón Maceda, Julio Molina, Carlos Suárez Pinto, Emilio R. Biagosch, Angel J. Nigro, Natalio J. Saibene, Antonio Medina Allende, Ernesto Garzón.

Buenos Aires, Junio, 2005. 


[1] El Manifiesto esta dirigido a los Hombre Libres de Sudamérica.

[2] Entendían que el movimiento tenía que ser continental.

[3] Dirigida contra los contrarrevolucionarios de Mayo, o sea, quienes se oponían a la independencia de Mayo.

[4] Sostiene el principio democrático y el amor a la enseñanza.

[5] Principio básico de conocimiento científico.

[6] Reclamo al derecho a la desobediencia civil.

[7] El principio Moral esta por encima de toda Ley.

[8] Se ve la dirección constante a América.

[9] Proclama una Revolución para el continente.

[10] Contrapone Tradicionalismo con principio moral.

[11] Base anticlerical del pensamiento de la Reforma.

[12] Una propuesta republicana para la Universidad.

[13] Convoca al América a luchar por la libertad.

[14] A ese trabajo se abocan a partir de la redacción del Manifiesto.

#NiUnaMenos

Valle de Buenos Aires, Miércoles 3 de Junio de 2020

QQHHMM y QQHH Todxs de GLRA:.

Triángulo Eva Duarte

Ni Una Menos!

Dentro del Gran Movimientx Feminista Argentinx, hoy conmemoramos la Marcha, el encuentro o la convocatoria, como se la reconoce de Ni Una Menos, que se produjo el 3 de Juino de 2015, a raíz del aumento de femicidios en el país y en el mundo que día a día crecían estadísticamente y que mujeres periodistas y representantes de la cultura autoconvocaron por los medios de comunicación y las redes sociales y que ha fortalecido y ampliado las fronteras de la acción colectiva en el campo de las marchas, batallas y luchas por la reivindicaciones y los derechos de género.

Recordando siempre que, un 1ro de Mayo de 1890, Virginia Bolten, encabezó la primera manifestación en conmemoración de los Mártires de Chicago, y como insignia, se presentó levantando una bandera negra y letras rojas que proclamaba la consigna: “1 de Mayo, Fraternidad Universal” ha sido la primera mujer oradora en una concentración obrera pronunciando un discurso revolucionario frente a los trabajadores de la Refinaría Argentina.   Las Trabajadoras han salido en sus primeras luchas por reclamos justos de los derechos laborales y han sido pioneras en las batallas x la emancipación de la clase trabajadora, en ese devenir, las marcas de la violencia, las violencias en los diferentes ámbitos que han padecido las mujeres: en el doméstico, en el institucional, en el mundo laboral, desde los distintos dispositivos discursivos, educativos, los mandatos familiares, etc. Con la profundización de la desertización (degradación)  de los Derecho Humanos que nos ha dejado el neoliberalismo en nuestras sociedades y mientras no se implementen fórmulas antipatriarcales adecuadas. Hoy volvemos a autoconvocarnos con diferentes actividades virtuales debido a la Pandemia producida por el COVID19 que, encima del terrible momento que estamos transitando a nivel global, crecen más aún las violencias de género en el ámbito doméstico dejando más víctimas de femicidio.

Asimismo, reconocemos que en el devenir de los movimientos y procesos sociales,  con la ampliación y restitución de derechos desde la implementación la políticas públicas en el área de los derechos de género y en acción conjunta con la coordinación y la incorporación de las perspectivas de género en los distintos ámbitos institucionales. La ESI como sello en la Educación Nacional, la mayoría de ellas encaradas siempre por gobiernos que consideraron la inclusión y justicia social como premisa principal en el rol del Estado.

Aquí exponemos los datos actualizados al día de fecha publicados por el Observatorio de las Violencias de Género “Ahora Que Sí Nos Ven”, justamente hoy 3 de Junio que se cumplen cinco años del primer Ni Una Menos, dando a conoce las cifras de femicidios en Argentina entre el 3 de junio de 2015 y el 25 de mayo de 2020, elaboradas a partir del análisis de medios gráficos y digitales de todo el país:

“A 5 años del grito feminista de #NiUnaMenos, los datos relevados de medios gráficos y digitales de todo el país nos muestran que la violencia machista no ha dejado de existir. Del 3 de junio de 2015 al 25 de mayo de este año, se registraron 1450 femicidios, uno cada 30 horas.
Las cifras nos dicen que el lugar donde más expuestas estamos las mujeres es nuestro hogar desterrándose el mito del callejón oscuro y el desconocido que nos asesinaba. En estos 5 años el 64,6% de los femicidios ocurrió dentro de la vivienda de la víctima.
Al mismo tiempo, hemos relevado que el 83% de los femicidas formaban parte del círculo íntimo o conocido de las víctimas, el 66% de los femicidios fueron cometidos por la pareja o ex pareja de la víctima. Aquellos que dicen amarnos, nos matan.

Debemos recordar que detrás de cada femicidio hay una familia, hay madres, padres, hermanes e hijes. En estos cinco años, 1527 niñes perdieron a sus madres a causa de la violencia machista. Elles también son víctimas de las violencias.

A lo largo de estos años, desde el Observatorio Ahora que sí nos ven hemos exigido la implementación de legislaciones imprescindibles para romper con las desigualdades y estereotipos que sostienen estas violencias, como la Ley de Educación Sexual Integral y la Ley Micaela.
Del 3 de junio de 2015 al 25 de mayo de 2020 el 18,3% de las víctimas de femicidio había realizado una denuncia previa y el 8,4% tenía medidas de protección. En este sentido, continuamos expresando que es sumamente importante que la Justicia actúe con celeridad, tome medidas de protección con perspectiva de género y controle el efectivo cumplimiento de las mismas, siendo para ello central el rol[i] de las fuerzas de seguridad.

Por último, continuamos luchando por una sociedad más justa e igualitaria. La marea feminista que invadió las calles de todo el país y que puso en la agenda mediática y política a las violencias de género hace cinco años, logró abrir el camino a un proceso de transformación social. Un camino en el que no estamos solas, porque fuimos construyendo y consolidando redes solidarias y feministas, que nos sostienen y en las que luchamos día a día por nuestro derecho a vivir una vida libre de violencias.”[ii]
Levantamos como premisas clave para trabajar en la acción colectiva de los Derechos de Género las siguientes pautas:

  1. Conciencia y Praxis Activa para lograr tender lazos de Solidaridad entre Nosotrxs !!! Es decir, a partir de la Sororidad: la solidaridad entre las mujeres, y
  2. Es importantísimo tener conciencia activa diariamente:

Seguir trabajando en programas y acción en cuanto a la asistencia a víctimas de la violencia de género a partir de la incorporación y profundización en todas las áreas de las políticas públicas y de las prácticas privadas, la perspectiva de género y la agenda de temas feministas que ha tejido el encuentro de mujeres en múltiples manifestaciones e instituciones y reivindicamos la herramienta del paro de mujeres como sello del movimientx feminista.

Queremos cerrar esta nota a partir de la enunciación de los RECLAMOS y REIVINDICACIONES frente al MALTRATO que vienen enarbolándose en las marchas de NI UNA MENOS y cuyos slogans son más que significativos:

“Trabajadoras somos todas”

 “Conciencia y Praxis activa”

“Ver las otras violencias”

“Visibilizar para cortar el círculo de la violencia”

“Ni una Menos, vivas, libres y desendeudades nos queremos”

“Somos la nieta de la bruja que no pudieron quemar”

“Nos están matando”

“No nos maten más”

“PELEAMOS CON EL CORAZON EN LA MANO Y NO NOS VAMOS A AGACHAR NUNCA”

“Más Femicidios que días”

“Ahora que sí nos ven”

Tuvimos el honor de manifestarnos y de estar presentes en cuerpo y alma en en esas Marchas con nuestras compañerxs y también nuestrxs hijxs y damos fe que en las mismas se respira LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD Y SORIDAD!!!

Firma:

 María Remedios del Valle

Presidenta del Triángulo Eva Duarte de GLRA:.


[i] FUENTE DE INFORMACION: Observatorio de las Violencias de Género “Ahora Que Sí Nos Ven” por Facebook.

#NiUnaMenos
#VivasNosQueremos

Repudio Agresión Sede Masonería

En el Valle de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 31 de mayo de 6020 v:. l:.

MANIFESTACIONES DE ODIO Y FANATISMO CON LA EXCUSA DE LA CUARENTENA

La Gran Logia Regular de la Argentina  y el Supremo Consejo Grado 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Argentina repudian enfáticamente los hechos acaecidos en el día de 30 de mayo de 2020, frente a la sede histórica de la antigua Gran Logia Argentina, cita en calle Juan Domingo Perón N° 1242; en la cual un grupo de ciudadanos, aparentemente «autoconvocados», se congregaron en sus puertas para reproducir mensajes de contenido fantasioso, sensacionalista y discriminatorio, con manifestaciones de odio que resultan contrarios a la libertad de expresión y tolerancia entre mujeres y hombres libres.

Como Oriente independiente, soberano y autónomo en el territorio argentino, manifestamos también nuestro repudio absoluto a las aseveraciones que relacionan a la Masonería Universal con el control de los pueblos, los principios antidemocráticos y cualquier otro precepto de índole ocultista o que insinúen la coacción o coartación de las libertades individuales y colectivas, contra las que desde hace más de 5 siglos la masonería ha luchado cómo institución. Siendo, por el contrario, la promoción de la ilustración de sus miembros, la educación laica y gratuita, la tolerancia, la libertad, la fraternidad y la igualdad entre los ciudadanos y los pueblos, algunos de los principios que históricamente han guiado nuestro accionar como organización civil.

Negamos tener el control parcial o total de cualquier medio de comunicación y/o ente gubernamental, y negamos así mismo la «obediencia debida» de cualquier miembro de la masonería, la cual nos es ajena como institución que respeta la libertad de conciencia y de culto a cada una/o de sus miembros.

Nos oponemos a todo acto que incite al odio en momentos de sensibilidad social, y particularmente rechazamos toda invitación a violar la cuarentena establecida, la cuál por mero análisis de prevalencia, ha demostrado ser eficaz en relación a los números netos de morbilidad y mortalidad en nuestro país, y en comparación con cualquiera de sus pares latinoamericanos.

Cabe señalar que el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, y su mantenimiento en zonas de alta circulación, no solo ha reducido el total de contagios, sino que además mantuvo el flujo de infectadas/os a un nivel razonable para ser atendido por el sistema de salud, además de haber sido reforzado luego de años de desfinanciamiento y privatización propiciadas por el neoliberalismo.

Teniendo presente el esfuerzo de sostener el cuidado de la ciudadanía a parte de la acción presente del Estado, ante efectos económicos que se producen con o sin aislamiento, pero que al aplicarlos la recesión no es acompañada por el aluvión de muertes, como en los países donde no se aplica y claramente tampoco logran evitar la retracción de crecimiento.

Así, como Gran Logia Regular de la Argentina manifestamos nuestra solidaridad, no solo con los masones que realizan sus labores en la sede agredida, sino además con todos los hermanos y hermanas esparcidos por la faz de la Tierra, así como con la humanidad toda.

Aprovechamos esta ocasión para manifestar que nos encontramos abiertos a toda la ciudadanía para explicar los orígenes históricos, simbólicos y filosóficos de nuestra institución, y la actualidad sobre nuestras prácticas y costumbres. Cualquiera que con uso de la tolerancia y la razón se sumerja a investigar, descubrirá que en la masonería hay hombres y mujeres libres y de buenas costumbres que aspiran a mejorar su tolerancia, a impulsar la igualdad y la fraternidad en sus sociedades.

En ese sentido también ratificamos nuestro compromiso con el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio -decretado por las Autoridades Nacionales; acompañado por gobiernos locales y municipales; y refrendado por el Parlamento Nacional, que de acuerdo a los expertos en materia científica y médica, pero sobre todo en los hechos, ha demostrado que por ahora es el método más efectivo para la prevención y el cuidado de la sociedad ante la pandemia mundial de Covid-19

Juan José Castelli 3º 33º
Serenísimo Gran Maestro
Gran Logia Regular Argentina
       Richard Da Silva 3º 33º Soberano Gran Comendador
Supremo Consejo Grado 33º del R:.E:.A:.A:. para la R:.A:.

Anexamos Fotos y Videos de Hechos que repudiamos

Día Internacional de les Trabajadores

Hombre que se construye a si mismo

En este 1° de Mayo de 6020 v:. l:., quienes integramos la Gran Logia Regular Argentina queremos reivindicar el Día Internacional de los derechos de les Trabajadores, recuperando el legado que nos dejaron los Mártires de Chicago, esos sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en Estados Unidos por su lucha en la búsqueda de una jornada laboral reducida que les permita tener un tiempo de vida diario para cultivar su humanidad. Su huelga comenzó un 1° de Mayo alcanzado su punto más álgido el 4 de mayo de 1886 e:. v:.

Posteriormente, la Segunda Internacional Socialista en su Congreso de París de 1889 e:. v:., estableció el 1° de mayo como Jornada de Reivindicación y luego se estableceria como Día Internacional de los Derechos de los (hoy les) Trabajadores, por su adopción en la mayoría de los países.

Masonería y el 1° de Mayo

Si bien la masonería como organización especulativa es caracterizada como una organización iniciática Filosófica, Filantrópica y Progresista, tiene sus raíces operativas en los gremios constructores de Catedrales, siendo su base simbólica y organizativa una herencia de los obreros picapiedreros.

También es cierto, que la masonería presenta miembros gran aporte intelectual, político y cultural, como en Argentina, que van desde los líderes de mayo hasta diferentes presidentes de la nación. Pero justo es reivindicar también la labor operativa de masones que llevaban su impronta a barrios de obreros sosteniendo la enseñanza del nivel y proporcionando la letra G (Gnosis) a los excluidos sociales.

Por eso, vale reivindicar también la inserción masónica, de la mano del Partido Socialista en los barrios obreros de La Boca y Barracas, dónde se pueden encontrar aportes de la masonería como la Casa del Pueblo; la Sociedad Luz y el Templo de Hijos del Trabajo; así mismo la elección del primer Diputado Socialista de América Latina, el Q:. H:. Alfredo Palacios, quien fuera iniciado en la Resp:. Log:. Libertad N° 48.

Masonería y el trabajo hoy

En momentos en que una pandemia ataca sin piedad a la humanidad, interpelando sus egoísmos y mesquindades, entendemos que es necesario recuperar esa labor mancomunada que impulsaba la Igualdad como base esencial para la Libertad, para constituir así un lazo fraternal, hoy con el aporte de la sororidad, como Columnas esenciales del Templo a construir.

Estamos seguros, que esas enseñanzas esotéricas viscerales que dejaron los obreros en nuestra identidad masónica, será la reflexión la salida exoterica de nuestra labor operativa y nos colocará al frente del resurgir de la esperanza humana.

En ese camino, seguimos buscando la Luz.

Carta al Presidente Fernández

Ciudad de Buenos Aires, a los 16 días del mes de abril de 2020

Excelentísimo Sr. Presidente:

Dr. Alberto Fernández

————————————

S/D

Ref: Carta Abierta al Sr. Presidente

De nuestra mayor consideración

Por la presente, la Gran Logia Regular Argentina y su Supremo Consejo Grado 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Argentina manifiestan su compromiso y brindan su apoyo a la gestión presidencial en sus acciones de prevención frente la pandemia global del COVID-19.

Queremos hacerles llegar desde nuestro lugar en la Masonería nuestra adhesión incondicional a la labor desplegada por el Gobierno del Estado Nacional para alcanzar el bienestar general de la sociedad.

 Hoy como ayer, cuando en el marco de la epidemia de fiebre amarilla que asoló a nuestro país en el siglo XIX, el Dr. Roque Pérez, primer Gran Maestre de la Gran Logia Argentina, no dudó en ofrendar su propia vida para auxiliar a sus semejantes, la Masonería argentina del siglo XXI se alista para ayudar a derrotar al SARS- Cov2, en la convicción de que toda la ciudadanía debe converger fraternalmente, sin divisiones de ningún tipo, en la noble causa de resguardar la salud y la integridad de nuestra población.

Guiados por los principios de Igualdad y Fraternidad que han orientado nuestra acción a lo largo de la historia de nuestro país, nos ponemos a disposición en lo que podamos colaborar para superar este difícil momento que nos toca atravesar.

            Por estas razones, dejamos esta Carta y nos ponemos en Pie y al Orden para sumarnos a tan digno desafío, saludando a Ud. con nuestra más distinguida consideración.

 
Juan José Castelli 3º 33º Serenísimo Gran Maestro

Richard Da Silva 3º 33º Soberano Gran Comendador

Masonería en la emancipación americana


I Jornadas de Investigación Sanmartiniana

“El General José de San Martin, su figura y protagonismo en el ámbito de los procesos de independencia de América. Estrategias, valores y formas de identificación en el pensamiento sanmartiniano.”

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-2.png

Masonería en la emancipación americana

Autor: Romero Ricardo, Politólogo – UBA/UNSAM. Prof. e Inv. UBA/UCES. Prof. CNBA/CPEL. Director: Proyecto de Investigación “Influencia de la Masonería en la Emancipación Americana”. – Programa Reconocimiento Institucional. Res. C.D. Nº 1060/10 F.C.S. U.B.A.

http://masoneriaindepenenciaamericana.blogspot.com.ar/

politologoromero@gmail.com

Inserción Institucional: – Instituto de Estudios en América Latina y el Caribe – Secretaría Investigación – Facultad de Ciencia Sociales – Universidad de Buenos Aires.

Cátedra Historia Política Latinoamericana. Carrera Ciencia Política y Gobierno – Facultad de Ciencias Jurídicas y Gobierno – Universidad de Ciencias Sociales y Empresariales.

Título de la Ponencia: Influencia de la Masonería en la emancipación americana

Que en la emancipación americana actuaron masones, no es una novedad, y este dato ni siquiera sería relevante si tenemos presente que también lo hicieron militares, intelectuales, curas, comerciantes o esclavos.

Aunque si observamos las referencias políticas que destacan en el proceso de independencia, especialmente en las campañas libertarias, observamos que la partencia a la institución de la escuadra y el compás es permanente.

De hecho, la Logia Lautaro es la organización emblemática del análisis historiográfico, que debe su nombre a los relatos que contó Bernardo O´Higgins a Miranda sobre la oposición que realizó el toqui mapuche Lautaro a la dominación española de Chile en el siglo XVI. En sus principales objetivos estaba la de lograr la independencia de América, para establecer una confederación de repúblicas. Seguían la línea de los Caballeros Racionales, Logia creada en 1807 y que luego tomaría en Cádiz el nombre mismo de Lautaro.

Es interesante ver que la masonería llega de la mano de los liberales españoles y no de los ingleses, como critica la línea revisionista. De hecho, cuando llegan San Martín y Alvear a Buenos Aires en 1812, venían actuando en logias previas en el territorio, entre la más reconocidas fueron las Independencia, una que levantó columnas en 1795 y otra del mismo nombre que trabajaron desde 1806 hasta confluir en la Lautaro.

Si bien son logias de influencia masónica, las mismas eran operativas, con lo cual podían salirse del ritualismo y concentrarse en los objetivos específicos establecidos.

Además, como comenta José Stevenson Collante, durante el proceso revolucionario, los miembros de la masonería tenían doble investidura, participaban en Logias Regulares Universales y de Logias Operativas de carácter patriótico para la revolución americana. Algunos de los principales miembros a destacar fueron: Francisco de Miranda, Andrés Bello y Simón Bolívar de Venezuela, José María Caro de México, Bernardo O´Higgins de Chiles, Juan Pablo Fretes de Paraguay; y en Argentina actuaron José de San Martín, Carlos de Alvear, Bernardo de Monteagudo, Gervasio Posadas y Tomás Guido, entre otros.

De hecho, una ruptura como la de mayo de 1810 no se produce en una semana, como se presenta a veces la epopeya en los calendarios escolares. Lo cierto es, que desde finales de siglo XVIII, las ideales liberales se propagarían desde las aulas universitarias, especialmente en Chuquisaca, a través de jóvenes que fueron iniciados en estas estructuras que adoptarían la forma organizativa de las Logias masónicas.

Por ejemplo, en el Río de la Plata, la Logia Independencia, aliada a la Sociedad de los Siete, que articula una estrategia plasmada en el Plan de Operaciones, donde su punto central sería la independencia. Proyecto que se logrará consolidar con el accionar de San Martín, también apuntalado por una Logia de estructura masónica, la Lautaro, que reorientaría el esquema de avanzar por el Alto Perú por el de cruzar los Andes y liberar Chile y luego ir desde el mar para lograr la independencia del Perú.

En definitiva, si bien no se desconoce la participación de comerciantes, militares, curas, indios, mujeres, afros o niños en la lucha por la libertad, se propone analizar el aporte organizativo e ideológico de los masones que marcaron los primeros pasos de nuestra historia como base de nuestro presente, entendiéndolos como los partidos de cuadros de las revoluciones americanas.

Masonería

Tal como figura en su página oficial, la Gran Logia Argentina de Aceptados y Libres Masones define a la masonería como una Sociedad filantrópica, filosófica y progresista. A su vez, define que “La Orden asienta sus principios en los ideales de Libertad, IgualdadFraternidad; y considera que el hombre puede alcanzar su realización a través de la Ciencia, la Justicia y el Trabajo (trilogía que constituye su lema). Estos ideales, que en el seno de nuestra Institución no sólo se expresan sino que se hacen realidad, fueron los que inspiraron a hombres de todos los tiempos a la hora de enfrentar y combatir regímenes opresores, despóticos o que negaban la dignidad de la condición humana”.

Concluye la definición, presentando a la masonería con una “tradición iniciática compuesta por símbolos y alegorías, el lenguaje masónico trata de operar en lo profundo de la conciencia para sacar a la luz aquellos arquetipos que distinguen a los hombres cabales. De esta forma la Masonería se erige en defensora del progreso de la humanidad, y se manifiesta acérrima enemiga de la ignorancia, el fanatismo y la codicia”.

El concepto de “francmasonería” deviene del francés, donde franc significa “libre” y mason, “albañil”. La masonería reivindica sus orígenes desde el tiempo de la construcción del Templo de Salomón, a partir de la leyenda de Hiram de Tiro, quien dirigió los albañiles que lo construyeron. Desde esa alegoría, reivindican a los obreros de las grandes obras arquitectónicas, como los constructores de las pirámides de Egipto. También existen corrientes que reivindican influencias en la Orden de los Templarios, los caballeros Rosa Cruces y los Humanistas del renacimiento.

En términos institucionales, la masonería se constituye oficialmente en 1717, a partir de la formación de la Gran Logia de Londres y Westwinter, con su primer Gran Maestro Anthony Sayer. Desde 1723, la Gran Logia adoptó como principios base, conocidos como Land Marks, la Constitución de Anderson, que rige en la masonería tradicional hasta la actualidad. La misma tiene fuertes reivindicaciones a la Tolerancia, sin embargo, excluye a las mujeres de la participación de la orden.

El formato organizativo, especialmente los esquemas secretos y los principios de tolerancia, resultaban atractivos para quienes impulsaban la libertad política frente a los gobiernos monárquicos absolutistas. En plena secularización y revoluciones republicanas, la masonería se expandió fuertemente en Europa y posteriormente en América Latina.

En principio, las organizaciones masónicas eran corrientes internas que respondían a la Gran Logia de Londres, sin embargo, la formación del Gran Oriente de Francia, provocó otra vertiente, tanto organizativa como ideológica de la organización. Esta división persiste en la actualidad, donde las llamadas regular, impulsada desde Inglaterray liberal y no dogmática, desplegada desde Francia.

La versión británica se caracteriza por creer en Dios, rechazan el dogmatismo, no aceptan mujeres y no permiten relación con Logias que lo hagan. Rechazan la discusión sobre política y religión.

En tanto que la masonería francesa, liberal y no dogmática, acepta la iniciación de mujeres, es agnóstica y acepta creyentes y ateos, y están abiertos a debates políticos y de cualquier tipo.

Ambas corrientes comparten la práctica iniciática, que implica un ritual de ingreso a la orden. Desarrollan prácticas simbólicas y alegóricas para transmitir sus conocimientos. Comparten los tres grados básicos (aprendiz, compañero y maestro) y desarrollan un programa de formación según el rito que se practique, 18 grados en el York, 33 en el Escocés Antiguo y Aceptado y 5 en el Francés (el utilizado durante la emancipación, según comenta Emilio Corbiere).

Más allá que el concepto de Dios y la interpretación de la vida, junto a fuertes simbologías religiosas que forman parte de los rituales masónicos, es incorrecto comprenderla como una religión. Tal como se señala, al ser una organización filosófica, busca en su enseñanza un espacio ecuménico y tolerante, especialmente frente al oscurantismo religioso de su época de fundación. En tal sentido, sus doctrinas, códigos morales, niveles de autoridad, templos, ritos, altares, vestimentas, días festivos y proclamas pueden asemejarse a prácticas religiosas, incluso imitadas de las mismas, como la judeo-cristiana, toda la simbología es recomprendida.

Cabe decir, que la masonería surge como una respuesta alternativa y una propuesta de ennoblecimiento de la humanidad, en base a la Libertad y la Igualdad, a partir de la fraternidad y la tolerancia. Implica también una ruptura con el dogmatismo religioso y una apertura a la razón y la conciencia humana, como base de sus acciones, impulsando una alta formación moral y ética.

Logias operativas

La masonería entiende este proceso de constitución propia, separada de las corporaciones operativas de albañiles, como un pasaje a una organización especulativa, o meramente reflexiva. En tal sentido, sus Logias regulares, generalmente se establecen con objetivos temáticos diversos: ciencia, esoterismo, derecho, etc.

Sin embargo, los masones pueden organizarse en forma de Logia para desarrollar actividades específicas fuera de la masonería, en lo que ellos entienden como sociedad profana. A este tipo organizativo se la denominan Logias Operativas, que tienen la particularidad de buscar objetivos, de diferente tipo, y generalmente se disuelven concluidos los mismos.

Que adopten formato organizativo de logias y estén constituidas por masones, no las convierte en Logias masónicas. Este es un punto importante para comprender el rol de la masonería en el proceso emancipatorio.

Tal como señala Emilio Corbiere: “El error de muchos historiadores masónicos y antimasónicos es que no hablan de las logias operativasSon eminentemente políticas; no son las logias de formación espiritual y cultural. También hay, en el Oriente, masonerías que responden a otros ritos. Creo que tiene la ideología del libre pensamiento, que es algo común es todas estas organizaciones. Pero a veces aparecen, en momentos excepcionales, logias operativas que se caracterizan por tener un solo objetivo político«( Corbière, Emilio J., La Masonería, política y sociedades secretas en la Argentina, Editorial Sudamericana, Bs. As., 1998).

Amplía Corbiere: “… mientras las logias simbólicas funcionan como centros iniciáticos (en términos más sencillos de estudio y formación personal), las operativas son creadas con un fin y objeto determinado. (…) las logias operativas  (…) desarrollan su actividad dentro de un período de tiempo determinado, cesando luego en su acción.”  (Pág. 192: )

Por ende, las logias operativas son el nexo directo con la política. En tal sentido, sostiene Corbiere: ”La masonería no es ajena a la realidad de su tiempo. No mira pasar los hechos sino que trata de influenciar en los mismos” (…)  “Pero esa participación masónica desde el siglo XIX se ha realizado a través de logias o talleres operativos cuya característica es la de tener una vigencia determinada en el tiempo, que se mide en relación con el cumplimiento del objetivo” (Pág. 207 ). 

Esta diferenciación no es baladí, porque mientras los historiadores se desviven por buscar la procedencia masónica o no de los miembros de las Logias, dejan de lado el análisis de las logias, que al ser operativas toman prácticas y están formadas por masones, pero tienen un accionar autónomo a la masonería.

El funcionamiento de una Logia Masónica, que funciona en forma cerrada, con miembros “iniciados” (aceptados por sus hermanos), que accede a los toques y palabras clave para recibir la formación del grado de la Cámara (Asamblea) en la que ha sido recibido, permitió el funcionamiento secreto de las sociedades en tiempos de persecución. Es así, que esta forma organizativa, facilita el funcionamiento de organizaciones en forma secreta, con los fines que inspiraban las revoluciones liberales.

Incluso, desde la riqueza que aporta la politología, el concepto de “Partido de Cuadros”, que describe generalmente los formatos organizativos de las células leninistas, centralmente basados en miembros de vanguardia, con alta formación y convencimiento ideológico, permite pensar a las Logias Operativas como formas similares que adoptaron los cuadros revolucionarios republicanos. Este punto es fundamental como aporte para comprender los hechos políticos que derivaron en la emancipación americana.

Muchas veces se presenta la epopeya de mayo como un hecho que sucede en una Semana y concluye con la foto del Billiken. Sin embargo, una ruptura de esas características no se produce de la noche a la mañana, como a veces cuenta la historia.

Un análisis político, es ver que lo cierto es que gracias a la combinación de las ideas liberales del siglo XVIII y las organizaciones en logias de los masones que participaron en la revolución, se puede entender la gestión del desenlace del movimiento que comenzó con la reacción criolla ante la dominación española.

Se da entonces la conocida como trilogías revolucionaria de Mayo: organización- ideología – masones, especialmente desde Chuquisaca, que a través de jóvenes que fueron iniciados en estas estructuras, donde la forma organizativa de las Logias masónicas se torna crucial.

Además, explica que los militantes de primera línea, por ejemplo de la Revolución de Mayo, (Mariano Moreno, Bernardo de Monteagudo, José Ignacio Gorriti, José Mariano Serrano y Juan José Castlli) que estudiaron junto a hombres como Manuel Rodriguez Quiroga, protagonista de la independencia de Ecuador; Mariano Alejo, precursor de la revolución peruana; y Jaime de Zudañez, que lideró los movimientos de Charcas y redactor de las constituciones de Chile, Argentina y Uruguay, y quien fuera primer Presidente de la Corte Suprema de Justicia en el país oriental.

Emancipación americana

El proceso de emancipación americana debe comprender a partir del desmoronamiento del complejo edificio administrativo que construyeron las potencias europeas, especialmente España, en  América.

Si bien el Tratado de Tordesillas en 1494 repartió entre España y Portugal las tierras a ser conquistadas, el proceso de colonización se desplegó a largo de trescientos años, especialmente durante el siglo XVI, donde ambas coronas estuvieron unificadas, y donde desplegaron una estructura administrativa de cinco virreinatos (4 españoles y un portugués) para desplazar a los pueblos originarios y someterlos a la extracción de riquezas, especialmente oro. Ese andamiaje colonial caerá como castillo de naipes, en apenas 20 años, en un proceso que va desde las Invasiones Inglesas hasta la muerte de Fernando VII.

Las acciones de resistencia estuvieron presente durante el proceso de colonización, como las desarrolladas en Chile por el líder araucano Lautaro, a partir del establecimiento de la estructura colonial, se dieron diversas rebeliones, con características y finalidades específicas pero que son antecedentes del movimiento independentista, como la rebelión de Guillén de Lampart en México (1640-43); Revoluciones de los Comuneros en Paraguay (1721-35); la del canario Juan Francisco de León contra el monopolio de la Compañía Guipuzcoana en Venezuela (1748); el levantamiento Maya liderado por Jacinto Canek en Yucatán-México en 1761 y el levantamiento quechua aymara liderado por José Gabriel Túpac Amaru en el Cuzco-Perú en los años 1780 y 1781, serían base inspiradora de los jóvenes universitarios en Chuquisaca, donde destaca la Tesis Doctoral de Mariano Moreno, en defensa de los derechos de los indígenas. A su vez, podemos sumar los levantamientos en la órbita portuguesa, especialmente la Inconfidencia Mineira, liderada por Tiradentes en 1789.

Un factor geopolítica internacional, sin duda, es la expansión capitalista del centro de la Revolución Industrial, Gran Bretaña, que buscará bases en el continente para extender la colocación de sus productos y conseguir materias primas y alimentos a su base económica.

Así, estas revueltas internas se potenciarían con los cambios en el contexto internacional, especialmente con la Independencia de los Estados Unidos y la Revolución Francesa, que provoca la caída de la monarquía, inspirando los ideales de Libertad – Igualdad y Fraternidad. De hecho, la primera Independencia en Latinoamérica se da en Haití en 1808, liderados por el masón Petión, que reclamaban el alcance de ciudadanía que la incipiente República Francesa les negaba. A su vez, la resistencia a la embestida británica para avanzar en la conquista de la región, desató una conciencia hispanoamericana que impulsaría la independencia de la región.

La crisis del Imperio Español se profundizó con la expansión napoleónica y el fortalecimiento de los criollos que avanzaban sobre las estructuras administrativas de las colonias y ya no querían tributar a una potencia en decadencia, más cuando ésta les exigía más a cambio de mera subordinación. De esta forma, se concentraron en tomar el control de los cabildos y de allí dirigir el control de las administraciones coloniales a partir de la formación de Juntas de Gobierno, que tras la caída de Fernando VII no se subordinaron a las Cortes de Cádiz ni a la Junta Suprema Central.

Juntas de gobierno autónomas americanas

Año Día Nombre Ubicación País actual Líderes
1808 5 de agosto Junta de México Virreinato de Nueva España México Francisco Primo de Verdad
Melchor de Talamantes
José de Iturrigaray
1808 21 de septiembre Junta de Montevideo Virreinato del Río de la Plata Uruguay Francisco Javier de Elío
1809 25 de mayo Revolución de Chuquisaca Virreinato del Río de la Plata Bolivia Bernardo de Monteagudo
Jaime de Zudáñez
1809 16 de julio Junta Tuitiva en La Paz Virreinato del Río de la Plata Bolivia Pedro Murillo
1809 10 de agosto Primera Junta de Quito Virreinato de Nueva Granada Ecuador Juan Pío Montúfar
1810 19 de abril Junta Suprema de Caracas Capitanía General de VenezuelaVirreinato de Nueva Granada Venezuela Francisco de Miranda
Martín Tovar Ponte
José de las LlamozasJuan Germán Roscio
1810 22 de mayo Junta de Cartagena Nuevo Reino de Granada Colombia José María García de Toledo
1810 25 de mayo Primera Junta de Buenos Aires Virreinato del Río de la Plata Argentina Cornelio Saavedra
Mariano Moreno
Manuel Belgrano
1810 3 de julio Junta extraordinaria de Santiago de Cali Nuevo Reino de Granada Colombia Joaquín de Caycedo y Cuero
1810 20 de julio Junta de Santa Fe Nuevo Reino de Granada Colombia Francisco José de Caldas
Camilo Torres
1810 16 de septiembre Grito de Dolores Virreinato de Nueva España México Miguel Hidalgo y Costilla
1810 18 de septiembre Primera Junta Nacional de Gobierno de Chile Reino de Chile (Capitanía General de Chile) Chile Mateo de Toro y Zambrano
Juan Martínez de Rozas
1811 27 de febrero Grito de Asencio Virreinato del Río de la Plata Uruguay Pedro José Viera
Venancio Benavides
1811 15 de mayo Junta del Paraguay Virreinato del Río de la Plata Paraguay Pedro Juan Caballero
Fulgencio Yegros
Gaspar Rodríguez de Francia
1811 20 de junio Bando al pueblo de Tacna Virreinato del Perú Perú Francisco Antonio de Zela
1811 5 de noviembre Primera Junta de San Salvador Capitanía General de GuatemalaVirreinato de Nueva España El Salvador Manuel José Arce
Leandro Fagoaga
José Matías Delgado
1814 3 de agosto Rebelión del Cuzco virreinato del Perú Perú José Angulo
Mateo Pumacahua

Las Juntas que proliferaron a lo largo del viejo sistema colonial, que si bien actuaban en primera instancia en nombre de Fernando VII, tras el regreso de éste a la Corona española, decididamente impulsaron la independencia de la región frente a la ofensiva española, que en el mapa americano había reducido el movimiento emancipatorio a la Junta de Mayo en 1815, especialmente cuando se adopta el Plan Maytland, que consistía en el osado cruce de Los Andes. De allí en más, la decidida acción de San Martín en el Sur y Bolívar en el Norte revertirían la tendencia.

En esa campaña emancipadora, además de San Martín y Bolívar podemos contar los nombres de: Francisco de Miranda, José María Morelos, Eugenio Espejo, Miguel Hidalgo, Simón Bolívar, José Miguel Lanza, José Artigas, Francisco de Paula Santander, Antonio Nariño, José de Fábrega, José Miguel Carrera, Bernardo O´Higgins, Antonio José de Sucre, Manuel Belgrano, Martín Guemes, Joaquín Olmedo, León de Febres Cordero y Fulgencio Yegros, entre otros. El hilo conductor de todos ellos es la masonería, eje articulador de la emancipación americana.

Masones en la Revolución

La figura de Francisco de Miranda puede resultar controvertida, sin embargo es quien comienza a impulsar la organización de las Logias revolucionarias que llevarán adelante la emancipación americana. En primera instancia, fue promotor ante el Supremo Consejo de la Francmasonería Primitiva de Francia para conseguir la autorización en 1795 para desarrollar una Logia Madre del Rito con los refugiados de las colonias hispanoamericanas que residían en Francia, Inglaterra, Holanda y otros países europeos.

Así como la Logia Operativa “Ideólogos” que actuó durante la Revolución Francia, se constituyó una agrupación externa que firmó el “Pacto entre Diputados de villas y provincias de América Meridional” en 1797, con representantes de México, Perú, Chile, La Plata, Venezuela, Nueva Granada y Cuba. Esta organización, se trasladó a Londres en 1798, donde Mirando logró un acuerdo con William Pitt, primer ministro de Gran Bretaña, para apoyar el proceso emancipatorio.

De esta manera, se funda la Gran Logia Hispanoamericana, a partir de la formación de las Logias para impulsar la emancipación: «Lautaro» N°. 1, «Caballeros Racionales» N°. 2 y «Unión Americana» N°. 3. La Logia «Lautaro» debía pre-ocuparse, de preferencia, en sus trabajos por los asuntos de los pueblos de la costa del Atlántico de la América delSur; la de «Caballeros Racionales» por los de la costa del Pacífico y la de «Unión Americana» por los de Nueva Es-paña hasta Panamá, incluyendo las Antillas.

A estas agrupaciones comenzaron a sumarse miembros, donde la figura de Bernardo O´Higgins sería destacable, porque luego de su traslado a Cádiz en abril de 1799, sería el encargado de fundar la Logia «Caballeros Racionales de Cadiz» N°. 4. Posteriormente, se fundaría la Logia “Caballeros Racionales N° 7, relevante porque tuvo entre sus miembros a Carlos María de Alvear y fue la organización que garantizó el salvoconducto para que el Gral. San Martín viaje al Río de la Plata, fue en esta región, donde las operaciones emancipadoras comenzaron.

La Ciudad de Santa María de los Buenos Ayres se había convertido en capital del flamante Virreinato del Río de la Plata, estructura creada para custodiar el vínculo comercial abierto con el asedio inglés. Esto provocaría una articulación de quienes se venían perjudicados por el monopolio español, especialmente criollos, y la principal potencia en expansión.

Así, en el año 1793, se celebra un pacto entre Francisco de Miranda y grupos masónicos organizados en la cuenca del plata, representados por Saturnino Rodríguez Peña, por el cual se acordó el apoyo de tropas inglesas para lograr el proceso de emancipación americana, sin implicar la subordinación a la Corona Británica.

Es así, que al producirse las Invasiones en 1806 y 1807, se incumple con el pacto al tratar de imponer la soberanía inglesa, lo que desató un movimiento de resistencia, encabezados por Juan José Castelli, donde comienza a manifestarse el accionar de la Logia Independencia.

Las logias masónicas en el Río de la Plata tenían sus antecedentes desde fines siglo XVIII, donde levantaron columnas la “San Juan de Jerusalén para esta parte de América – 1804” con Carta Constitutiva de la Gran Logia de Marylan y la legendaria “Independencia”,  cuyo  primer funcionamiento data de 1795, con reconocimiento de la Gran Logia General Escocesa de Francia (antecedente del actual Gran Oriente Francés) y que luego se refundaría en 1801, bajo la veneratura de Julián Alvarez, decididamente, esta Logia impulsaría la formación de un gobierno autónomo en los hechos de mayo del 1810.

Cuando llega a las costas del Río de la Plata la noticia de la caída del gobierno español, se precipitan los acontecimientos para concretar la formación de una Junta. Que si bien hubo una primera arremetida con una salida intermedia, la nominación del Virrey Cisneros como presidente, definitivamente, la formación de la Sociedad de los Siete, el ala radicalizada de la Logia Independencia, condicionó los acontecimientos para formar un gobierno con cabeza en Cornelio Saavedra. De esta manera, el Cabildo Abierto del año 1810, nombró la Junta integrada de la siguiente forma: Presidente: General Cornelio Saavedra (Masón), Secretarios: Mariano Moreno (Masón, miembro de la Logia Independencia) y Juan José Paso, (masón miembro de la Logia Independencia y la Sociedad de los siete), Vocales: Manuel Belgrano, (Masón miembro de la Logia Independencia, Sociedad de los siete, Logia Lautaro, VM:. De la Logia Argentina y posteriormente denominada Logia Unidad Argentina de la ciudad de Tucumán), Miguel de Azcuénaga, Juan José Castelli, (masón VM:. De la Logia Independencia), Domingo Mathéu, (Masón Logia Independencia), Juan Larrea (masón Logia Independencia) y Manuel Alberti. (masón Logia Independencia y Sociedad de los siete).-

En la Logia Independencia y la Sociedad de los Siete, militaban Manuel Belgrano, Manuel Moreno e Hipólito Vieytes, quienes pertenecían a la Logia Caballeros Racionales N° 7 de Cádiz. Será la Logia Independencia que propiciará la formación de y la Logia Lautaro y facilitará el arribo de la Corbeta Canning, en 1812, con Alvear, Zapiola y San Martín, este último responsable de llevar adelante la campaña emancipadora en el Sur.

En tanto que en el norte del sur de América, el mismo Francisco de Miranda impulsó la formación de Logias Lautarinas en la Gran Colombia, con figuras como Bello, Sucre, Simón Rodriguez y Bolívar, éste último responsable de llevar adelante la campaña emancipadora en el Norte.

Tras un largo periplo de batallas y liberación de pueblos, América Latina paso a paso fue conquistando su independencia a partir de los acuerdos de Guayaquil, entre San Martín y Bolívar, que no según nuevas investigaciones no fue solo la delegación militar al venezolano, sino una encomienda diplomática secreta al argentino para lograr el apoyo de la emancipación en el viejo continente, tal como

Incluso Brasil, que si bien tiene una transición diferente, la formación de una monarquía heredada del Rey portugués, cabe acotar que el nuevo monarca Pedro I asumió bajo una Constitución impulsada por masones, del que destaca José de Bonifacio. Si bien existían grupos republicanos, como Gonçales Ledo, recién en 1889, Brasil lograría constituirse como República.

Congresos Constituyentes Nacionales y Declaraciones de Independencia

Virreinato o territorio emancipado Año Fecha Declaración Nombre País actual
Capitanía General de Venezuela 1811 5 de julio Acta de la Declaración de Independencia de Venezuela Confederación Americana de Venezuela Venezuela
Virreinato de Nueva Granada 1811 15 de julio Constitución de Cundinamarca Provincias Unidas de la Nueva Granada Colombia
Virreinato de Nueva Granada 1811 11 de septiembre Independencia de Cartagena Estado Libre de Cartagena Colombia
Virreinato del Río de la Plata 1813 31 de enero Asamblea General Constituyente del Año 1813 Provincias Unidas del Río de la Plata Argentina y Uruguay (incluía a Bolivia y Paraguay)
Gobierno de las Misiones Guaraníes delVirreinato del Río de la Plata 1813 12 de octubre Primera constitución paraguaya Independencia paraguaya Paraguay
Virreinato de Nueva España 1813 13 de septiembre Independencia de la América Septentrional Congreso de Chilpancingo México
Gobernación de Montevideo del Virreinato del Río de la Plata 1815 29 de junio Congreso de Oriente Liga Federal Uruguay
Virreinato del Río de la Plata 1816 29 de junio Declaración de independencia de la Argentina Congreso de Tucumán Argentina
Capitanía General de Chile 1818 12 de febrero Acta de Independencia de Chile Historia del constitucionalismo chileno Chile
Virreinato de Nueva Granada y Capitanía General de Venezuela 1819 17 de diciembre Congreso de Cúcuta Gran Colombia ColombiaVenezuelaEcuador yPanamá
Gobierno de Guayaquil del Virreinato del Perú 1820 8 de noviembre Independencia de Guayaquil Provincia Libre de Guayaquil Ecuador
Virreinato del Perú 1821 28 de julio Declaración de Independencia Congreso Constituyente del Perú (1822) Perú
Capitanía General de Guatemala 1821 15 de septiembre Independencia de Centroamérica   GuatemalaEl Salvador,HondurasNicaragua y Costa Rica
Provincia de Nueva España 1821 28 de septiembre Acta de Independencia del Imperio Mexicano Junta Provisional Gubernativa México
Provincia del Istmo y Provincia de Veragua del virreinato de Nueva Granada 1821 28 de noviembre Acta de Independencia de Panamá Independencia de Panamá Panamá
Provincia de Charcas del Virreinato del Río de la Plata 1825 6 de agosto Declaración de Independencia de Bolivia Asamblea General de Diputados de las Provincias del Alto Perú Bolivia

Conclusiones

La exposición de este trabajo focaliza en el accionar de las Logias, por lo que no pretende ser excluyente de otros sujetos participantes en el proceso emancipatorio, como mujeres, afrosdescendientes o pueblos originarios. Simplemente analizó el rol organizativo que aportaron las Logias a la emancipación americana, destacando la importancia estratégica del proceso. Incentiva así a dar luz al estudio de una organización que formó los Partidos de Cuadros de las revoluciones hispanoamericanas. Resta hacer un balance crítico de sus influencias políticas y culturales.

Bibliografía

  • Antioqueño, J. M., “El Movimiento Emancipador en América”, Extracto Traducido por S. Bradt Revista Internacional de Masonería “Hiram Abifel-hijo de una viuda Neftali”, Mar del Plata, Año VI, N° 68, p.9.
  • Baigent, Michael y Leigh Richard, Masonesy templarios, m.r. ediciones, 2005.
  • Boccia Romañach, LaMasoneríay la independencia americana, Servilibro, 2003.
  • Bra, Carlos, “La P2 en la Argentina”, Todo es Historia, 1985.
  • Calvo, Nancy; Di Stefano, Roberto y Klaus Gallo “Los Curas de la Revolución”.
  • Corbiere, Emilio, LaMasonería, I y II, Edit. Sudamericana, Bs. As. 2001.
  • D´Elia Junior, Raymundo, Maçonaria 100 instruçoes de aprendiz, Madras, 2007.
  • Da Camino Rizzardo, O mestrado maçônico, Madras, 2007.
  • De Gandía, Enrique, La Independencia de América y Las Sociedades Secretas, Ed. Sudamérica – Santa Fe, 1994.
  • De Maestre, Joseph, La Fran Maçonnerie, Rieder Editeurs. Paris, 1925.
  • Di Tella, Torcuato (1998) Los partidos políticos: teoría y análisis comparativo. Buenos Aires, A-Z.
  • Dossier Almazán, Bernardo “Beresford, Gobernador de Buenos Aires”
  • Dumas, Alejandro, Los caballeros templarios, Plaza Dorrego, 2004.
  • Duverger, Maurice (1965) Los partidos políticos. México, FCE.
  • Encause, Gerard, O que deve saber um mestre maçom, Ed. Pensamento, Sao Paulo, 2006.
  • Fay, Bernard La francmasonería y la revolución intelectual del siglo XVIII, Huemul, Bs. As. 1963.
  • Fernandez Cabrelli, Alfonso (1982) Masonería, Morenismo, Artiguismo. Presencia e influencia de la francmasonería en los movimientos independentistas del Río de la Plata.  Montevideo, América Una.
  • Ferreira, Tito Livio, A maçoneria na independencia brasileira, Editora.1962.
  • Freinet, Guillaume, Masonesy rosacruces, Andrómeda, 2006.
  • Galvez, Lucía, ¿Como Dios Manda?, Norma, 2006.
  • González, Federico, Hermetismo yMasonería, Kier, 2004.
  • Harari, Fabián (2006) La contra. Los enemigos de la Revolución de Mayo ayer y hoy. Buenos Aires, ediciones Razón y Revolución.
  • Hurtado, Armando, NosotrosMasones, EDAF, 2005.
  • Jeffers, Paul, LaMasonería, El Ateneo, 2005.
  • Lagomarsino Pezzali, Luis Alberto, La cruzada de los caballeros orientales, 2007.
  • Lappas, Alcibiades, LaMasoneríaArgentina a través de sus hombres, Bs. As. 2000.
  • Lazcano, Martín V. “Las Sociedades Secretas, Políticas y Masónicas de Buenos Aires”.
  • Lavagnini, Aldo, Manual del Aprendiz; del Compañero; y del Maestro, Kier, vs. eds.
  • Leadbeater, C. W., Freemansory and its ancient mystic rites, 1986.
  • Leadbeater, C. W., LaMasonería, Edicomunicación, 1986.
  • Lopez de Rojas, Gabriel y Riera, Marta, El iniciado masónico, Planeta de Agostini, 2003.
  • Mansur Neto, Elias, Masonería, Papyrus 2, Digerati, 2006.
  • Martinez Otero, Luis Miguel, LaMasonería, Obelisco, 2005.
  • Mellor, Alec, Franco-Maçonaria, Pensamento, 1976.
  • Mellor, Alec, La Franmasonería, Ahar, Barcelona, 1977.
  • Mellor, Alec, Lamasonería, Ahar, Barcelona 1968.
  • Menué, LaMasonería, GRM, 2004.
  • Panebianco, Angelo (1990) Modelos de Partido. Madrid, Alianza.
  • Paso, Leonardo (1974) Historia de los orígenes de los partidos políticos (1810-1918). Buenos Aires, Cartago.
  • Pasquino, Gianfranco (1993) Manual de ciencia política. Madrid, Alianza.
  • Peradejordi, Juli, Cosmogonía masónica, Kier, 1992.
  • Pereira Couto, Diccionario secreto de laMasonería, Digerati, 2006.
  • Picknett, Lynn y Prince, Clive, La revelación de los Templarios, Edic. Martinez Roca, 1997.
  • Revista Símbolo, Revista de la Masonería Argentina, varios números.
  • Ridley, Jasper, LosMasones, Vergara Editor, 1999.
  • Romero Ricardo, Masonería en la Revolución de Mayo. Influencia en su pensamiento político, Ediciones Masónicas Argentina, 2010.
  • Rondanina, Esteban (1965) Liberalismo, masonería y socialismo en la evolución nacional. Buenos Aires, Libera.
  • Rondanina, Esteban, Liberalismo,masoneríay socialismo, Bs. As.,1965.
  • Rottjer, Anibal, Lamasoneriaen la Argentina y en el mundo, El nuevo orden, 1983.
  • Sanguinetti, Jorge, Espiritualidad yMasonería, Kier, 2007.
  • Silva, Raul, Maçonaria simbólica, Edit. Pensamento, Sao Paulo, 1997.
  • Siqueira, Paulo, Do pó ás estrelas, 2005.
  • Terragno, Rodolfo, Plan Maitland, Sudamericana, Bs. As., 2012.
  • Terragno, Rodolgo, Diario Íntimo de San Martín, DelBolsillo, Bs. As., 2012.
  • Vedoya, Juan Carlos, “Estatuas y Masones”, Revista Todo es Historia, 1977.
  • Waite, Edward, A new encyclopaedia of freemasonry, Wings Books, 2006.
  • Weinberg, Gregorio, Epistolario Belgraniano, Taurus, 2001,
  • Winlmshurst, W. L., The meaning of masonry, Gramercy Books, New York, 1980.
  • Wirth, Oswald, El ideal iniciatico, Kier, 2003.
  • Zúñiga, Antonio RT. “La Logia Lautaro y la Independencia de América”.

Asunción del Presidente de la República: Dr. Alberto Fernández

GRAN LOGIA REGULAR ARGENTINA

Comunicado

“Asunción del Presidente de la República: Dr. Alberto Fernández»

La GLRA Saluda y festeja en este día de la Democracia y los Derechos Humanos, tan caro y simbólico a los sentimientos y la historia Argentina, la asunción del presidente Alberto Fernández.

Consideramos que es de vital importancia para los ciudadanos de este país recuperar derechos adquiridos en décadas anteriores, y avanzar hacia conquistas pendientes para romper definitivamente las cadenas del yugo qué esclaviza la conciencia la libertad de decidir, ya sea por motivos de leches instituidas y anticuadas o por carencias económicas.

En ese sentido, apoyamos y estaremos a favor de una rápida restitución del poder adquisitivo de los trabajadores, d la revisión de la deuda externa adquirida durante estos años, y de la discusión parlamentaria de temas sensibles pero que merecen una discusión democrática como la ley por el aborto legal seguro y gratuito.

Por último, llamamos a la Concordia nacional como lo hicieran masones que nos precedieron en la historia Argentina: la grieta debe ser cerrada definitivamente, hermana no nos como pueblo como nación y como ciudadanos.

Es menester condenar, aun así desde el discurso de las diligencias se hace un llamado a la paz y la tolerancia, cuando las bases de apoyo de una idea política que denosta, persigue e insulta a los otros, pidiendo cárcel sin ningún tipo de juicio previo, venganza o mensajes de odio tanto étnico como ideológico.