Alianza Masónica de la República Argentina

Encuentro Nacional Masónico de la Argentina

21 de Junio de 6020 v:.l:. – Mediodía en punto (18 hs, hora vulgar)

Invitación Especial

QQ:. HH:. TT:.

S/D

De nuestro mayor sentir fraternal.

Por la presente, los orientes firmantes y convocantes tienen el honor de invitarles a participar del Encuentro Nacional Masónico de la Argentina a realizarse el próximo 21 de junio de 6020 v:.l:. a mediodía en punto (18 hs hora vulgar de la Argentina) en el Templo Virtual abierto en sala de Zoom.

El Programa del Encuentro se detalla en Anexo I, y tiene como objetivo propiciar un espacio de hermanamiento masónico entre las potencias convocantes e invitar a la presentación de la Alianza Masónica de la República Argentina y a sumar adhesiones a todas las potencias esparcidas por el territorio nacional a la firma del Documento constitutivo.

Esperamos pueda asistir en representación de su Oriente, esperando su confirmación al cel: para hacerle llegar el link y contraseña del Templo Virtual.

Reciba Usted T:. A:. F:.  – S:. F:. U:.

Encuentro Nacional Masónico de la Argentina

21 de Junio de 6020 v:.l:. – Mediodía en punto (18 hs, hora vulgar)

Programa Propuesto:

  • 18 hs.: Ingreso de QQ:. HH:. a la Sala de Zoom.
  • 18.15 hs.: Apertura palabras representantes orientes convocantes GOMRUA, GONA GLRA.
  • 18.30 hs: Saludos de Representaciones Nacionales de otros Orientes.
  • 18.45 hs: Saludos Representaciones Internacionales.
  • 19.00 hs: Lectura Documento propuesto para Firmar
  • 19.03 hs: Lanzamiento Alianza Masónica de la República Argentina
  • 19.05 hs: Brindis 1 minuto GOMRUA, GONA y GLRA
  • 19.07 hs: Saludo a la Bandera y Cierre
Documento Constitutivo
Diploma Miembros Fundadores

Influencia masónica en la Reforma Universitaria

A:.L:.G;.D:.G:.A:.D:.U:.

E:.V:.D:. Buenos Aires, 15 de Junio de 1998, e:.v:.

V\M\ y QQ\ HH\

Americanismo en la Reforma Universitaria.

La integración latinoamericana es una de las labores de nuestra Venerable Logia Gran Reunión Americana.  Entiendo pertinente rendir homenaje con una plancha grabada la celebración del 87º Aniversario de la Reforma Universitaria indagando los contenidos americanistas y masónicos en el Manifiesto Liminar, redactado por Deodoro Roca a pedido de la Federación Universitaria de Córdoba el 21 de Junio de 1918.

Richard Da Silva

A:.M:.

La juventud argentina de Córdoba a los hombres libres de Sudamérica[1].

Manifiesto Liminar 1918

Hombres de una República libre, acabamos de romper la última cadena que, en pleno Siglo XX, nos ataba a la antigua dominación monárquica y monástica. Hemos resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tienen. Córdoba se redime. Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que quedan son las libertades que faltan. Creemos no equivocarnos, las resonancias del corazón nos lo advierten: estamos pisando sobre una revolución, estamos viviendo una hora americana.[2]

La rebeldía estalla ahora en Córdoba y es violenta porque aquí los tiranos se habían ensoberbecido y era necesario borrar para siempre el recuerdo de los contrarrevolucionarios de Mayo.[3] Las universidades han sido hasta aquí el refugio secular de los mediocres, la renta de los ignorantes, la hospitalización segura de los inválidos y -lo que es peor aún- el lugar en donde todas las formas de tiranizar y de insensibilizar hallaron la cátedra que las dictara. Las universidades han llegado a ser así fiel reflejo de estas sociedades decadentes, que se empeñan en ofrecer el triste espectáculo de una inmovilidad senil. Por eso es que la ciencia frente a estas casas mudas y cerradas, pasa silenciosa o entra mutilada y grotesca al servicio burocrático. Cuando en un rapto fugaz abre sus puertas a los altos espíritus es para arrepentirse luego y hacerles imposible la vida en su recinto. Por eso es que, dentro de semejante régimen, las fuerzas naturales llevan a mediocrizar la enseñanza, y el ensanchamiento vital de los organismos universitarios no es el fruto del desarrollo orgánico, sino el aliento de la periodicidad revolucionaria.

Nuestro régimen universitario -aun el más reciente- es anacrónico. Está fundado sobre una especie de derecho divino: el derecho divino del profesorado universitario. Se crea a sí mismo. En él nace y en él muere. Mantiene un alejamiento olímpico. La Federación Universitaria de Córdoba, se alza para luchar contra este régimen y entiende que en ello le va la vida. Reclama un gobierno estrictamente democrático y sostiene que el demos universitario, la soberanía, el derecho a darse el gobierno propio radica principalmente en los estudiantes. El concepto de autoridad que corresponde y acompaña a un director o a un maestro en un hogar de estudiantes universitarios no puede apoyarse en la fuerza de disciplinas extrañas a la sustancia misma de los estudios. La autoridad, en un hogar de estudiantes, no se ejercita mandando, sino sugiriendo y amando: enseñando.[4]

Si no existe una vinculación espiritual entre el que enseña y el que aprende, toda enseñanza es hostil y por consiguiente infecunda. Toda la educación es una larga obra de amor a los que aprenden. Fundar la garantía de una paz fecunda en el artículo conminatorio de un reglamento o de un estatuto es, en todo caso, amparar un régimen cuartelario, pero no una labor de ciencia. Mantener la actual relación de gobernantes a gobernados es agitar el fermento de futuros trastornos. Las almas de los jóvenes deben ser movidas por fuerzas espirituales. Los gastados resortes de la autoridad que emana de la fuerza no se avienen con lo que reclaman el sentimiento y el concepto moderno de las universidades. El chasquido del látigo sólo puede rubricar el silencio de los inconscientes o de los cobardes. La única actitud silenciosa que cabe en un instituto de ciencia es la del que escucha una verdad o la del que experimenta para crearla o comprobarla.[5]

Por eso queremos arrancar de raíz en el organismos universitario el arcaico y bárbaro concepto de autoridad que en estas casas de estudio es un baluarte de absurda tiranía y sólo sirve para proteger criminalmente la falsa dignidad y la falsa competencia. Ahora advertimos que la reciente reforma, sinceramente liberal, aportada a la Universidad de Córdoba por el Dr. José Nicolás Matienzo, sólo ha venido a probar que el mal era más afligente de lo que imaginábamos y que los antiguos privilegios disimulaban un estado de avanzada descomposición. La reforma Matienzo no ha inaugurado una democracia universitaria, ha sancionado el predominio de una casta de profesores. Los intereses creados en torno de los mediocres han encontrado en ella un inesperado apoyo. Se nos acusa ahora de insurrectos en nombre de un orden que no discutimos, pero que nada tiene que hacer con nosotros. Si ello es así, sin en nombre del orden se nos quiere seguir burlando y embruteciendo, proclamamos bien alto el derecho sagrado a la insurrección.[6] Entonces la única puerta que nos queda abierta a la esperanza es el destino heroico de la juventud. El sacrificio es nuestro mejor estímulo; la redención espiritual de las juventudes americanas nuestra única recompensa, pues sabemos que nuestras verdades lo son – y dolorosas – de todo el continente. ¿Qué en nuestro país una ley – se dice – la ley de Avellaneda se opone a nuestros anhelos? Pues a reformar la ley, que nuestra salud moral lo está exigiendo.[7]

La juventud vive siempre en trance de heroísmo. Es desinteresada, es pura. No ha tenido tiempo aún de contaminarse. no se equivoca nunca en la elección de sus propios maestros. Ante los jóvenes no se hace mérito adulando o comprando. Hay que dejar que ellos mismos elijan sus maestros y directores, seguros de que el acierto ha de coronar sus determinaciones. En adelante, sólo podrán ser maestros en la futura república universitaria, los verdaderos constructores de almas, los creadores de verdad, de belleza y de bien.

La juventud universitaria de Córdoba cree que ha llegado la hora de plantear este grave problema a la consideración del país y de sus hombres representativos.

Los sucesos acaecidos recientemente en la Universidad de Córdoba, con motivo de la elección rectoral, aclaran singularmente nuestra razón en la manera de apreciar el conflicto universitario. La Federación Universitaria de Córdoba cree que debe hacer conocer al país y a América[8] las circunstancias de orden moral y jurídico que invalidan el acto electoral verificado el 15 de junio. al confesar los ideales y principios que mueven a la juventud en esta hora única de su vida, quiere referir los aspectos locales del conflicto y levantar bien alta la llama que está quemando el viejo reducto de la opresión clerical. En la Universidad Nacional de Córdoba y en esta ciudad no se han presenciado desórdenes; se ha contemplado y se contempla el nacimiento de una verdadera revolución que ha de agrupar bien pronto bajo su bandera a todos los hombres libres del continente.[9] Referiremos los sucesos para que se vea cuánta razón nos asistía y cuánta vergüenza nos sacó a la cara la cobardía y la perfidia de los reaccionarios. Los actos de violencia, de los cuales nos responsabilizamos íntegramente, se cumplían como en el ejercicio de puras ideas. Volteamos lo que representaba un alzamiento anacrónico y lo hicimos para poder levantar siquiera el corazón sobre esas ruinas. Aquellos representan también la medida de nuestra indignación en presencia de la miseria moral, de la simulación y del engaño artero que pretendía filtrarse con las apariencias de la legalidad. El sentido moral estaba oscurecido en las clases dirigente por un fariseísmo tradicional y por una pavorosa indigencia de ideales.[10]

El espectáculo que ofrecía la Asamblea Universitaria era repugnante. Grupos amorales deseosos de captarse la buena voluntad del futuro rector exploraban los contornos en el primer escrutinio para inclinarse luego al bando que parecía asegurar el triunfo, sin recordar la adhesión públicamente empeñada, el compromiso de honor contraído por los intereses de la universidad. Otros – los más – en nombre del sentimiento religioso y bajo la advocación de la Compañía de Jesús, exhortaban a la traición y al pronunciamiento subalterno. (¡Curiosa religión que enseña a menospreciar el honor y  deprimir la personalidad!  ¡Religión para vencidos o para esclavos!) Se había obtenido una reforma liberal mediante el sacrificio heroico de una juventud. Se creía haber conquistado una garantía y de la garantía se apoderaban los únicos enemigos de la reforma. En la sombra los jesuitas habían preparado el triunfo de una profunda inmoralidad. Consentirla habría comportado otra traición. A la burla respondimos con la revolución. La mayoría expresaba la suma de la regresión, de la ignorancia y del vicio. Entonces dimos la única lección que cumplía y espantamos para siempre la amenaza del dominio clerical.[11]

La sanción moral es nuestra. El derecho también. Aquellos pudieron obtener la sanción jurídica, empotrarse en la ley. No se lo permitimos. Antes que la iniquidad fuera un acto jurídico irrevocable y completo, nos apoderamos del salón de actos y arrojamos a la canalla, sólo entonces amedrentada, a la vera de los claustros. Que esto es cierto, lo patentiza el hecho de haber, a continuación, sesionado en el propio salón de actos la Federación Universitaria y haber firmado mil estudiantes, sobre el mismo pupitre rectoral, la declaración de huelga indefinida.

En efecto, los estatutos reformados disponen que la elección de rector terminará en una sola sesión, proclamándose inmediatamente el resultado, previa lectura de cada una de las boletas y aprobación del acta respectiva. Afirmamos sin temor de ser rectificados, que las boletas no fueron leídas, que el acta no fue aprobada, que el rector no fue proclamado y que, por consiguiente, para la ley, aún no existe rector de esta universidad.

La juventud universitaria de Córdoba afirma que jamás hizo cuestión de nombres ni de empleos. Se levantó contra un régimen administrativo, contra un método docente, contra un concepto de autoridad. Las funciones públicas se ejercitaban en beneficio de determinadas camarillas. No se reformaban ni planes ni reglamentos por temor de que alguien en los cambios pudiera perder su empleo. La consigna de “hoy para ti, mañana para mí”, corría de boca en boca y asumía la preeminencia de estatuto universitario. Los métodos docentes estaban viciados de un estrecho dogmatismo, contribuyendo a mantener a la universidad apartada de la ciencia y de las disciplinas modernas. Las lecciones, encerradas en la repetición interminable de viejos textos, amparaban el espíritu de rutina y de sumisión. Los cuerpos universitarios, celosos guardianes de los dogmas, trataban de mantener en clausura a la juventud, creyendo que la conspiración del silencio puede ser ejercitada en contra de la ciencia. fue entonces cuando la oscura universidad mediterránea cerró sus puertas a Ferri, a Ferrero, a Palacios y a tantos otros, ante el temor de que fuera perturbada su plácida ignorancia. Hicimos entonces una santa revolución y el régimen cayó a nuestros golpes.[12]

Creímos honradamente que nuestro esfuerzo había creado algo nuevo, que por lo menos la elevación de nuestros ideales merecía algún respeto. Asombrado, contemplamos entonces cómo se coaligaban para arrebatar nuestra conquista los más crudos reaccionarios.

No podemos dejar librada a nuestra suerte a la tiranía de una secta religiosa, ni al juego de intereses egoístas. A ellos se nos quiere sacrificar. El que se titula rector de la Universidad de San Carlos ha dicho su primera palabra: “Prefiero antes de renunciar que quede el tendal de cadáveres de los estudiantes”. Palabras llenas de piedad y de amor, de respeto reverencioso a la disciplina; palabras dignas del jefe de una casa de altos estudios. No invoca ideales ni propósitos de acción cultural. Se siente custodiado por la fuerza y se alza soberbio y amenazador. ¡Armoniosa lección que acaba de dar a la juventud el primer ciudadano de una democracia universitaria! Recojamos la lección, compañeros de toda América; acaso tenga el sentido de un presagio glorioso, la virtud de un llamamiento a la lucha suprema por la libertad; ella nos muestra el verdadero carácter de la autoridad universitaria, tiránica y obcecada, que ve en cada petición un agravio y en cada pensamiento una semilla de rebelión.[13]

La juventud ya no pide. Exige que se le reconozca el derecho a exteriorizar ese pensamiento propio en los cuerpos universitarios por medio de sus representantes. Está cansada de soportar a los tiranos. Si ha sido capaz de realizar una revolución en las conciencias, no puede desconocérsele la capacidad de intervenir en el gobierno de su propia casa.

La juventud universitaria de Córdoba, por intermedio de su federación, saluda a los compañeros de la América toda, y les incita a colaborar en la obra de libertad que inicia.[14]

Córdoba, 21 de Junio de 1918

Federación Universitaria de Córdoba: Enrique F. Barros, Horacio Valdéz, Ismael C. Bordabehere, Presidentes; Gumersindo Sayago, Alfredo Castellanos, Luis M. Méndez, Jorge L. Bazante, Ceferino Garzón Maceda, Julio Molina, Carlos Suárez Pinto, Emilio R. Biagosch, Angel J. Nigro, Natalio J. Saibene, Antonio Medina Allende, Ernesto Garzón.

Buenos Aires, Junio, 2005. 


[1] El Manifiesto esta dirigido a los Hombre Libres de Sudamérica.

[2] Entendían que el movimiento tenía que ser continental.

[3] Dirigida contra los contrarrevolucionarios de Mayo, o sea, quienes se oponían a la independencia de Mayo.

[4] Sostiene el principio democrático y el amor a la enseñanza.

[5] Principio básico de conocimiento científico.

[6] Reclamo al derecho a la desobediencia civil.

[7] El principio Moral esta por encima de toda Ley.

[8] Se ve la dirección constante a América.

[9] Proclama una Revolución para el continente.

[10] Contrapone Tradicionalismo con principio moral.

[11] Base anticlerical del pensamiento de la Reforma.

[12] Una propuesta republicana para la Universidad.

[13] Convoca al América a luchar por la libertad.

[14] A ese trabajo se abocan a partir de la redacción del Manifiesto.

#NiUnaMenos

Valle de Buenos Aires, Miércoles 3 de Junio de 2020

QQHHMM y QQHH Todxs de GLRA:.

Triángulo Eva Duarte

Ni Una Menos!

Dentro del Gran Movimientx Feminista Argentinx, hoy conmemoramos la Marcha, el encuentro o la convocatoria, como se la reconoce de Ni Una Menos, que se produjo el 3 de Juino de 2015, a raíz del aumento de femicidios en el país y en el mundo que día a día crecían estadísticamente y que mujeres periodistas y representantes de la cultura autoconvocaron por los medios de comunicación y las redes sociales y que ha fortalecido y ampliado las fronteras de la acción colectiva en el campo de las marchas, batallas y luchas por la reivindicaciones y los derechos de género.

Recordando siempre que, un 1ro de Mayo de 1890, Virginia Bolten, encabezó la primera manifestación en conmemoración de los Mártires de Chicago, y como insignia, se presentó levantando una bandera negra y letras rojas que proclamaba la consigna: “1 de Mayo, Fraternidad Universal” ha sido la primera mujer oradora en una concentración obrera pronunciando un discurso revolucionario frente a los trabajadores de la Refinaría Argentina.   Las Trabajadoras han salido en sus primeras luchas por reclamos justos de los derechos laborales y han sido pioneras en las batallas x la emancipación de la clase trabajadora, en ese devenir, las marcas de la violencia, las violencias en los diferentes ámbitos que han padecido las mujeres: en el doméstico, en el institucional, en el mundo laboral, desde los distintos dispositivos discursivos, educativos, los mandatos familiares, etc. Con la profundización de la desertización (degradación)  de los Derecho Humanos que nos ha dejado el neoliberalismo en nuestras sociedades y mientras no se implementen fórmulas antipatriarcales adecuadas. Hoy volvemos a autoconvocarnos con diferentes actividades virtuales debido a la Pandemia producida por el COVID19 que, encima del terrible momento que estamos transitando a nivel global, crecen más aún las violencias de género en el ámbito doméstico dejando más víctimas de femicidio.

Asimismo, reconocemos que en el devenir de los movimientos y procesos sociales,  con la ampliación y restitución de derechos desde la implementación la políticas públicas en el área de los derechos de género y en acción conjunta con la coordinación y la incorporación de las perspectivas de género en los distintos ámbitos institucionales. La ESI como sello en la Educación Nacional, la mayoría de ellas encaradas siempre por gobiernos que consideraron la inclusión y justicia social como premisa principal en el rol del Estado.

Aquí exponemos los datos actualizados al día de fecha publicados por el Observatorio de las Violencias de Género “Ahora Que Sí Nos Ven”, justamente hoy 3 de Junio que se cumplen cinco años del primer Ni Una Menos, dando a conoce las cifras de femicidios en Argentina entre el 3 de junio de 2015 y el 25 de mayo de 2020, elaboradas a partir del análisis de medios gráficos y digitales de todo el país:

“A 5 años del grito feminista de #NiUnaMenos, los datos relevados de medios gráficos y digitales de todo el país nos muestran que la violencia machista no ha dejado de existir. Del 3 de junio de 2015 al 25 de mayo de este año, se registraron 1450 femicidios, uno cada 30 horas.
Las cifras nos dicen que el lugar donde más expuestas estamos las mujeres es nuestro hogar desterrándose el mito del callejón oscuro y el desconocido que nos asesinaba. En estos 5 años el 64,6% de los femicidios ocurrió dentro de la vivienda de la víctima.
Al mismo tiempo, hemos relevado que el 83% de los femicidas formaban parte del círculo íntimo o conocido de las víctimas, el 66% de los femicidios fueron cometidos por la pareja o ex pareja de la víctima. Aquellos que dicen amarnos, nos matan.

Debemos recordar que detrás de cada femicidio hay una familia, hay madres, padres, hermanes e hijes. En estos cinco años, 1527 niñes perdieron a sus madres a causa de la violencia machista. Elles también son víctimas de las violencias.

A lo largo de estos años, desde el Observatorio Ahora que sí nos ven hemos exigido la implementación de legislaciones imprescindibles para romper con las desigualdades y estereotipos que sostienen estas violencias, como la Ley de Educación Sexual Integral y la Ley Micaela.
Del 3 de junio de 2015 al 25 de mayo de 2020 el 18,3% de las víctimas de femicidio había realizado una denuncia previa y el 8,4% tenía medidas de protección. En este sentido, continuamos expresando que es sumamente importante que la Justicia actúe con celeridad, tome medidas de protección con perspectiva de género y controle el efectivo cumplimiento de las mismas, siendo para ello central el rol[i] de las fuerzas de seguridad.

Por último, continuamos luchando por una sociedad más justa e igualitaria. La marea feminista que invadió las calles de todo el país y que puso en la agenda mediática y política a las violencias de género hace cinco años, logró abrir el camino a un proceso de transformación social. Un camino en el que no estamos solas, porque fuimos construyendo y consolidando redes solidarias y feministas, que nos sostienen y en las que luchamos día a día por nuestro derecho a vivir una vida libre de violencias.”[ii]
Levantamos como premisas clave para trabajar en la acción colectiva de los Derechos de Género las siguientes pautas:

  1. Conciencia y Praxis Activa para lograr tender lazos de Solidaridad entre Nosotrxs !!! Es decir, a partir de la Sororidad: la solidaridad entre las mujeres, y
  2. Es importantísimo tener conciencia activa diariamente:

Seguir trabajando en programas y acción en cuanto a la asistencia a víctimas de la violencia de género a partir de la incorporación y profundización en todas las áreas de las políticas públicas y de las prácticas privadas, la perspectiva de género y la agenda de temas feministas que ha tejido el encuentro de mujeres en múltiples manifestaciones e instituciones y reivindicamos la herramienta del paro de mujeres como sello del movimientx feminista.

Queremos cerrar esta nota a partir de la enunciación de los RECLAMOS y REIVINDICACIONES frente al MALTRATO que vienen enarbolándose en las marchas de NI UNA MENOS y cuyos slogans son más que significativos:

“Trabajadoras somos todas”

 “Conciencia y Praxis activa”

“Ver las otras violencias”

“Visibilizar para cortar el círculo de la violencia”

“Ni una Menos, vivas, libres y desendeudades nos queremos”

“Somos la nieta de la bruja que no pudieron quemar”

“Nos están matando”

“No nos maten más”

“PELEAMOS CON EL CORAZON EN LA MANO Y NO NOS VAMOS A AGACHAR NUNCA”

“Más Femicidios que días”

“Ahora que sí nos ven”

Tuvimos el honor de manifestarnos y de estar presentes en cuerpo y alma en en esas Marchas con nuestras compañerxs y también nuestrxs hijxs y damos fe que en las mismas se respira LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD Y SORIDAD!!!

Firma:

 María Remedios del Valle

Presidenta del Triángulo Eva Duarte de GLRA:.


[i] FUENTE DE INFORMACION: Observatorio de las Violencias de Género “Ahora Que Sí Nos Ven” por Facebook.

#NiUnaMenos
#VivasNosQueremos

Repudio Agresión Sede Masonería

En el Valle de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 31 de mayo de 6020 v:. l:.

MANIFESTACIONES DE ODIO Y FANATISMO CON LA EXCUSA DE LA CUARENTENA

La Gran Logia Regular de la Argentina  y el Supremo Consejo Grado 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Argentina repudian enfáticamente los hechos acaecidos en el día de 30 de mayo de 2020, frente a la sede histórica de la antigua Gran Logia Argentina, cita en calle Juan Domingo Perón N° 1242; en la cual un grupo de ciudadanos, aparentemente «autoconvocados», se congregaron en sus puertas para reproducir mensajes de contenido fantasioso, sensacionalista y discriminatorio, con manifestaciones de odio que resultan contrarios a la libertad de expresión y tolerancia entre mujeres y hombres libres.

Como Oriente independiente, soberano y autónomo en el territorio argentino, manifestamos también nuestro repudio absoluto a las aseveraciones que relacionan a la Masonería Universal con el control de los pueblos, los principios antidemocráticos y cualquier otro precepto de índole ocultista o que insinúen la coacción o coartación de las libertades individuales y colectivas, contra las que desde hace más de 5 siglos la masonería ha luchado cómo institución. Siendo, por el contrario, la promoción de la ilustración de sus miembros, la educación laica y gratuita, la tolerancia, la libertad, la fraternidad y la igualdad entre los ciudadanos y los pueblos, algunos de los principios que históricamente han guiado nuestro accionar como organización civil.

Negamos tener el control parcial o total de cualquier medio de comunicación y/o ente gubernamental, y negamos así mismo la «obediencia debida» de cualquier miembro de la masonería, la cual nos es ajena como institución que respeta la libertad de conciencia y de culto a cada una/o de sus miembros.

Nos oponemos a todo acto que incite al odio en momentos de sensibilidad social, y particularmente rechazamos toda invitación a violar la cuarentena establecida, la cuál por mero análisis de prevalencia, ha demostrado ser eficaz en relación a los números netos de morbilidad y mortalidad en nuestro país, y en comparación con cualquiera de sus pares latinoamericanos.

Cabe señalar que el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, y su mantenimiento en zonas de alta circulación, no solo ha reducido el total de contagios, sino que además mantuvo el flujo de infectadas/os a un nivel razonable para ser atendido por el sistema de salud, además de haber sido reforzado luego de años de desfinanciamiento y privatización propiciadas por el neoliberalismo.

Teniendo presente el esfuerzo de sostener el cuidado de la ciudadanía a parte de la acción presente del Estado, ante efectos económicos que se producen con o sin aislamiento, pero que al aplicarlos la recesión no es acompañada por el aluvión de muertes, como en los países donde no se aplica y claramente tampoco logran evitar la retracción de crecimiento.

Así, como Gran Logia Regular de la Argentina manifestamos nuestra solidaridad, no solo con los masones que realizan sus labores en la sede agredida, sino además con todos los hermanos y hermanas esparcidos por la faz de la Tierra, así como con la humanidad toda.

Aprovechamos esta ocasión para manifestar que nos encontramos abiertos a toda la ciudadanía para explicar los orígenes históricos, simbólicos y filosóficos de nuestra institución, y la actualidad sobre nuestras prácticas y costumbres. Cualquiera que con uso de la tolerancia y la razón se sumerja a investigar, descubrirá que en la masonería hay hombres y mujeres libres y de buenas costumbres que aspiran a mejorar su tolerancia, a impulsar la igualdad y la fraternidad en sus sociedades.

En ese sentido también ratificamos nuestro compromiso con el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio -decretado por las Autoridades Nacionales; acompañado por gobiernos locales y municipales; y refrendado por el Parlamento Nacional, que de acuerdo a los expertos en materia científica y médica, pero sobre todo en los hechos, ha demostrado que por ahora es el método más efectivo para la prevención y el cuidado de la sociedad ante la pandemia mundial de Covid-19

Juan José Castelli 3º 33º
Serenísimo Gran Maestro
Gran Logia Regular Argentina
       Richard Da Silva 3º 33º Soberano Gran Comendador
Supremo Consejo Grado 33º del R:.E:.A:.A:. para la R:.A:.

Anexamos Fotos y Videos de Hechos que repudiamos

Día Internacional de les Trabajadores

Hombre que se construye a si mismo

En este 1° de Mayo de 6020 v:. l:., quienes integramos la Gran Logia Regular Argentina queremos reivindicar el Día Internacional de los derechos de les Trabajadores, recuperando el legado que nos dejaron los Mártires de Chicago, esos sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en Estados Unidos por su lucha en la búsqueda de una jornada laboral reducida que les permita tener un tiempo de vida diario para cultivar su humanidad. Su huelga comenzó un 1° de Mayo alcanzado su punto más álgido el 4 de mayo de 1886 e:. v:.

Posteriormente, la Segunda Internacional Socialista en su Congreso de París de 1889 e:. v:., estableció el 1° de mayo como Jornada de Reivindicación y luego se estableceria como Día Internacional de los Derechos de los (hoy les) Trabajadores, por su adopción en la mayoría de los países.

Masonería y el 1° de Mayo

Si bien la masonería como organización especulativa es caracterizada como una organización iniciática Filosófica, Filantrópica y Progresista, tiene sus raíces operativas en los gremios constructores de Catedrales, siendo su base simbólica y organizativa una herencia de los obreros picapiedreros.

También es cierto, que la masonería presenta miembros gran aporte intelectual, político y cultural, como en Argentina, que van desde los líderes de mayo hasta diferentes presidentes de la nación. Pero justo es reivindicar también la labor operativa de masones que llevaban su impronta a barrios de obreros sosteniendo la enseñanza del nivel y proporcionando la letra G (Gnosis) a los excluidos sociales.

Por eso, vale reivindicar también la inserción masónica, de la mano del Partido Socialista en los barrios obreros de La Boca y Barracas, dónde se pueden encontrar aportes de la masonería como la Casa del Pueblo; la Sociedad Luz y el Templo de Hijos del Trabajo; así mismo la elección del primer Diputado Socialista de América Latina, el Q:. H:. Alfredo Palacios, quien fuera iniciado en la Resp:. Log:. Libertad N° 48.

Masonería y el trabajo hoy

En momentos en que una pandemia ataca sin piedad a la humanidad, interpelando sus egoísmos y mesquindades, entendemos que es necesario recuperar esa labor mancomunada que impulsaba la Igualdad como base esencial para la Libertad, para constituir así un lazo fraternal, hoy con el aporte de la sororidad, como Columnas esenciales del Templo a construir.

Estamos seguros, que esas enseñanzas esotéricas viscerales que dejaron los obreros en nuestra identidad masónica, será la reflexión la salida exoterica de nuestra labor operativa y nos colocará al frente del resurgir de la esperanza humana.

En ese camino, seguimos buscando la Luz.

Carta al Presidente Fernández

Ciudad de Buenos Aires, a los 16 días del mes de abril de 2020

Excelentísimo Sr. Presidente:

Dr. Alberto Fernández

————————————

S/D

Ref: Carta Abierta al Sr. Presidente

De nuestra mayor consideración

Por la presente, la Gran Logia Regular Argentina y su Supremo Consejo Grado 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Argentina manifiestan su compromiso y brindan su apoyo a la gestión presidencial en sus acciones de prevención frente la pandemia global del COVID-19.

Queremos hacerles llegar desde nuestro lugar en la Masonería nuestra adhesión incondicional a la labor desplegada por el Gobierno del Estado Nacional para alcanzar el bienestar general de la sociedad.

 Hoy como ayer, cuando en el marco de la epidemia de fiebre amarilla que asoló a nuestro país en el siglo XIX, el Dr. Roque Pérez, primer Gran Maestre de la Gran Logia Argentina, no dudó en ofrendar su propia vida para auxiliar a sus semejantes, la Masonería argentina del siglo XXI se alista para ayudar a derrotar al SARS- Cov2, en la convicción de que toda la ciudadanía debe converger fraternalmente, sin divisiones de ningún tipo, en la noble causa de resguardar la salud y la integridad de nuestra población.

Guiados por los principios de Igualdad y Fraternidad que han orientado nuestra acción a lo largo de la historia de nuestro país, nos ponemos a disposición en lo que podamos colaborar para superar este difícil momento que nos toca atravesar.

            Por estas razones, dejamos esta Carta y nos ponemos en Pie y al Orden para sumarnos a tan digno desafío, saludando a Ud. con nuestra más distinguida consideración.

 
Juan José Castelli 3º 33º Serenísimo Gran Maestro

Richard Da Silva 3º 33º Soberano Gran Comendador