Día Internacional de les Trabajadores

Hombre que se construye a si mismo

En este 1° de Mayo de 6020 v:. l:., quienes integramos la Gran Logia Regular Argentina queremos reivindicar el Día Internacional de los derechos de les Trabajadores, recuperando el legado que nos dejaron los Mártires de Chicago, esos sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en Estados Unidos por su lucha en la búsqueda de una jornada laboral reducida que les permita tener un tiempo de vida diario para cultivar su humanidad. Su huelga comenzó un 1° de Mayo alcanzado su punto más álgido el 4 de mayo de 1886 e:. v:.

Posteriormente, la Segunda Internacional Socialista en su Congreso de París de 1889 e:. v:., estableció el 1° de mayo como Jornada de Reivindicación y luego se estableceria como Día Internacional de los Derechos de los (hoy les) Trabajadores, por su adopción en la mayoría de los países.

Masonería y el 1° de Mayo

Si bien la masonería como organización especulativa es caracterizada como una organización iniciática Filosófica, Filantrópica y Progresista, tiene sus raíces operativas en los gremios constructores de Catedrales, siendo su base simbólica y organizativa una herencia de los obreros picapiedreros.

También es cierto, que la masonería presenta miembros gran aporte intelectual, político y cultural, como en Argentina, que van desde los líderes de mayo hasta diferentes presidentes de la nación. Pero justo es reivindicar también la labor operativa de masones que llevaban su impronta a barrios de obreros sosteniendo la enseñanza del nivel y proporcionando la letra G (Gnosis) a los excluidos sociales.

Por eso, vale reivindicar también la inserción masónica, de la mano del Partido Socialista en los barrios obreros de La Boca y Barracas, dónde se pueden encontrar aportes de la masonería como la Casa del Pueblo; la Sociedad Luz y el Templo de Hijos del Trabajo; así mismo la elección del primer Diputado Socialista de América Latina, el Q:. H:. Alfredo Palacios, quien fuera iniciado en la Resp:. Log:. Libertad N° 48.

Masonería y el trabajo hoy

En momentos en que una pandemia ataca sin piedad a la humanidad, interpelando sus egoísmos y mesquindades, entendemos que es necesario recuperar esa labor mancomunada que impulsaba la Igualdad como base esencial para la Libertad, para constituir así un lazo fraternal, hoy con el aporte de la sororidad, como Columnas esenciales del Templo a construir.

Estamos seguros, que esas enseñanzas esotéricas viscerales que dejaron los obreros en nuestra identidad masónica, será la reflexión la salida exoterica de nuestra labor operativa y nos colocará al frente del resurgir de la esperanza humana.

En ese camino, seguimos buscando la Luz.

Carta al Presidente Fernández

Ciudad de Buenos Aires, a los 16 días del mes de abril de 2020

Excelentísimo Sr. Presidente:

Dr. Alberto Fernández

————————————

S/D

Ref: Carta Abierta al Sr. Presidente

De nuestra mayor consideración

Por la presente, la Gran Logia Regular Argentina y su Supremo Consejo Grado 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Argentina manifiestan su compromiso y brindan su apoyo a la gestión presidencial en sus acciones de prevención frente la pandemia global del COVID-19.

Queremos hacerles llegar desde nuestro lugar en la Masonería nuestra adhesión incondicional a la labor desplegada por el Gobierno del Estado Nacional para alcanzar el bienestar general de la sociedad.

 Hoy como ayer, cuando en el marco de la epidemia de fiebre amarilla que asoló a nuestro país en el siglo XIX, el Dr. Roque Pérez, primer Gran Maestre de la Gran Logia Argentina, no dudó en ofrendar su propia vida para auxiliar a sus semejantes, la Masonería argentina del siglo XXI se alista para ayudar a derrotar al SARS- Cov2, en la convicción de que toda la ciudadanía debe converger fraternalmente, sin divisiones de ningún tipo, en la noble causa de resguardar la salud y la integridad de nuestra población.

Guiados por los principios de Igualdad y Fraternidad que han orientado nuestra acción a lo largo de la historia de nuestro país, nos ponemos a disposición en lo que podamos colaborar para superar este difícil momento que nos toca atravesar.

            Por estas razones, dejamos esta Carta y nos ponemos en Pie y al Orden para sumarnos a tan digno desafío, saludando a Ud. con nuestra más distinguida consideración.

 
Juan José Castelli 3º 33º Serenísimo Gran Maestro

Richard Da Silva 3º 33º Soberano Gran Comendador